Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Fed mantuvo sin cambios la tasa de interés

Fue por una decisión unánime de todos los miembros del Comité. La entidad aguarda mayores definiciones sobre la política económica del presidente Trump.

La Fed mantuvo sin cambios la tasa de interés

La Reserva Federal (FED) de los Estados Unidos mantuvo sin cambios las tasas de referencia por decisión unánime de todos sus miembros, al término de la primera reunión de dos días de política monetaria durante la administración del presidente estadounidense, Donald Trump.

Luego de la suba de un cuarto de punto por primera vez en casi una década en diciembre pasado, la entidad decidió no implementar nuevas modificaciones, a la espera de mayores definiciones sobre la política económica que impulsará Trump.

De todos modos, la FED dibujó un escenario relativamente positivo de la economía que sugiere que sigue encaminada a endurecer este año su política monetaria.

El banco central estadounidense remarcó que el empleo se mantiene sólido, que la inflación se había acelerado y que aumentaba la confianza en la economía, aunque no dio señales firmes sobre el momento de la próxima alza de tasas.

"Medidas del consumo y de la confianza empresarial han mejorado últimamente", remarcó la Fed en su comunicado luego de una reunión de dos días, donde mantuvo su tasa clave de interés en un rango de 0,50 por ciento a 0,75%.

Los funcionarios de la FED resaltaron que el desempleo se mantenía cerca de sus mínimos recientes.

La tasa de desempleo es actualmente de 4,7 por ciento, a un nivel, o cerca, de lo que muchos economistas consideran pleno empleo. 

En sus primeros discursos, Trump adelantó que aplicará una reforma fiscal que reducirá los impuestos a las empresas y a la clase media.

Además, anunció que planea invertir hasta un billón de dólares para renovar diferentes infraestructuras en los Estados Unidos.