Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La Fed le hizo un guiño al mercado sobre otra suba de tasas en junio

Pese a que el costo del dinero quedó entre 0,75% y 1%, dieron indicios de una posible suba para junio, dado que la Reserva Federal minimizó los datos débiles de la economía

La Fed le hizo un guiño al mercado sobre otra suba de tasas en junio

Tal como pronosticaba el mercado, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) mantuvo la tasa de interés de referencia sin cambios, sin embargo dio una clara señal de que podrían llegar nuevas subas, incluso en junio, ya que minimizó los datos que mostraron un bajo crecimiento del primer trimestre y remarcó la fortaleza del mercado laboral.

En un comunicado optimista, tras su reunión de dos días, el banco central estadounidense dijo que el gasto del consumidor siguió sólido, que la inversión empresarial se fortaleció y que la inflación está cerca del objetivo.

Estas declaraciones se encuentran en línea con lo que la entidad venía anticipando. Es que los gobernadores de la Fed ya habían asegurado que, en contraste con años anteriores, el banco central tiene más confianza en su pronóstico de que habrá dos alzas de tasas más en 2017.

La Fed había elevado su tasa de interés en un cuarto de punto porcentual en su reunión anterior a un rango de entre un 0,75 y un 1%, pero fue en diciembre pasado que inició su primer ciclo de endurecimiento monetario en más de una década, tras mantener la tasa cerca de cero por años para impulsar a la economía tras la recesión entre 2007 y 2009.

"El comité ve la desaceleración del crecimiento durante el primer trimestre como algo transitorio", indica el texto.

Los responsables del banco se entusiasmaron por cifras económicas recientes que mostraron un aumento de la inversión, el mayor crecimiento de los salarios en una década y una tasa de desempleo de un 4,5%, un mínimo de casi 10 años. Sin embargo, algunas autoridades también advirtieron que querían ver más datos antes de tomar medidas adicionales para normalizar las tasas.

El PBI creció a una débil tasa anualizada de 0,7% en el primer trimestre, dado que el gasto del consumidor estuvo casi estancado. El aumento del empleo también se desaceleró con fuerza en marzo.

Los especialistas atribuyeron la débil lectura del PBI de los primeros tres meses del año principalmente a temas recurrentes con el cálculo de expansión de dicho período, y ligaron el freno en la contratación al clima.

A su vez, las autoridades de la Fed aún esperan claridad sobre el tamaño y alcance de los recortes de impuestos, gastos de infraestructura y cambios regulatorios que sea capaz de implementar el gobierno de Donald Trump. Un paquete de estímulos podría acelerar el ritmo de las alzas del costo del crédito.

Por su parte, los rendimientos de los bonos a 30 años cayeron y la curva se niveló después de que el Departamento del Tesoro dijo que ve la posibilidad de emitir bonos de plazos ultra largos. Así, los títulos a 30 años subieron en precio y llevaron su rendimiento a 2,96% desde el 2,98% del cierre del martes.

Mientras tanto, las bolsas de Wall Street sufrieron el golpe de Apple, luego de que se conociera una caída del 1% en las ventas de iPhones. El Dow Jones cerró sin cambios y el Nasdaq perdió 0,4%. En cuanto a Apple, logró recortar pérdidas hasta cerrar 0,3% abajo.

 

 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar