U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

La City quedó golpeada con la salida de Caputo, pero no tardó en recuperarse

En la apertura, tanto el dólar como los bonos y las acciones sufrieron el cimbronazo de la salida de Caputo. A media rueda, los títulos públicos y los papeles comenzaron a repuntar, con el mensaje de apoyo del Fondo. El Merval ganó 2,6%. Los bonos terminaron positivos y el riesgo país cerró debajo de los 600 puntos.

La City quedó golpeada con la salida de Caputo, pero no tardó en recuperarse

Minutos antes de que abrieran los mercados, la noticia de la salida de Luis Caputo del Banco Central se sintió como una bomba. Operadores locales dudaban de cómo iba a ser digerida y mientras se conocía el nombre de su reemplazo, anticipaban mayor presión devaluatoria, impacto en los bonos y las acciones.

Y si bien en las primeras operaciones esos temores se confirmaron, finalmente el dólar recortó su suba inicial, que había tocado los $ 2 en el mayorista, a $ 0,80 centavos, a fuerzas de ventas del BCRA en el mercado de futuros.

A comienzos de la rueda, el dólar había saltado hasta tocar otra vez los $ 40 en las pizarras de los bancos, pero la intervención de la autoridad monetaria hizo que terminara a $ 38,70 en el Banco Nación.

Al mismo tiempo, en la bolsa porteña las acciones terminaron con una suba de 2,43%. Lo mismo ocurrió con los papeles argentinos que cotizan en Wall Street, que avanzaron hasta 7%.

En tanto, los títulos públicos que sufrieron fuerte en la apertura del mercado, recordaron su caída y terminaron en terreno positivo. El riesgo país, que mide la banca JP Morgan, llegó a tocar las 620 unidades antes del mediodía, pero finalizó la rueda en 596 puntos.

La mayoría de los bonos soberanos en dólares operan en terreno casi neutral, aunque positivo: las alzas son de algo más de 0,20% en dólares. El bono Centenario, que había empezado el día con una baja de 3%, terminó recuperando 0,41% en el día.

"Cuando cerca de las 11.30 de la mañana se designó el nuevo reemplazante del BCRA, las acciones se calmaron, y comenzaron un lento proceso de recuperación", explicó Eduardo Fernández, analista de Rava. "Pero todo se aceleró mal para arriba pasado el mediodía, cuando circuló el rumor que finalmente el FMI estaba dispuesto a brindar una ayuda adicional de entre u$s 15.000 / 20.000 millones. En ese momento el Merval observaba una ganancia del 3.20%. Los títulos públicos también se acoplaron al buen andar de las acciones", sumó.

Los papeles que mejor performance tuvieron fueron los del sector financiero, donde se destacaron las subas de Supervielle y Galicia, de 8,5% y 7,8% respectivamente. En tanto, la acción de Tenaris terminó con un recorrido alcista de 6,3% y la de Metrogas, con una suba de 4,4%. El volumen operado en acciones alcanzó los $ 1.287 millones.

El punto de quiebre fue el comunicado del Fondo Monetario, por lo que los analistas esperan otra jornada de tensión para hoy si los detalles del acuerdo no son los que se dan por descontados. "Los fondos de afuera le pusieron el pecho apostando al inminente anuncio con el FMI", dijo Leonardo Chialva, de Delphos. "Si no sobrepasa las estimaciones ahí si va a darse la decepción. Por ahora y gracias al cambio de humor en emergentes, prima el optimismo y el querer ver el lado bueno de las cosas", añadió.

En esta misma línea, opinó el economista jefe de MB Inversores, Diego Martínez Burzaco: "Una vez que se digirió la noticia hubo un punto de inflexión muy fuerte, sobre todo en las paridades de los bonos en dólares y de los ADRs de los bancos Sin embargo, no creo que esto esté sustentado en el reemplazante de Caputo, Guido Sandleris, al que el mercado no conoce, sino más bien a la expectativa de que venga un anuncio muy significativo en el nuevo acuerdo con el FMI", afirmó.

Más allá de los nombres

La llegada de Guido Sandleris a la presidencia del Central y de Verónica Rappoport a la vicepresidencia segunda, dos personas con sólida experiencia académica, fue tomada por los inversores como una señal de más cercanía con el FMI.

“Una lectura optimista que puede estar haciendo el mercado tras la salida de Caputo es que Sandleris es una persona que va a cumplir con lo que se acordó con el FMI, sin generar rispideces y que además es un hombre de confianza de Dujovne, por lo que se terminan las internas dentro del equipo económico del Gobierno de Macri”, explicó Zambaglione.

Otro de los nombres que sirvió para mantener aplacados los ánimos en una jornada de incertidumbre, fue el de Gustavo Cañonero, que será mantenido en la vicepresidencia de la autoridad monetaria. El ex Deutsche Bank es visto como un hombre de gran dominio de los humores de los mercados. “Cuando se conoció que dejaron a Cañonero el mercado empezó a reaccionar bien”, señaló Chialva.

“El resto de las incorporaciones es de gente sin impronta propia De todos modos, creo que la clave será el programa cambiario/monetario que deberá ejecutar esta nueva administración”, remarcó.

Así las cosas, todas las fichas de los inversores están puestas en los detalles del acuerdo con el organismo que preside Christine Lagarde que se conocerían hoy.

“Hace tres meses que estamos con anuncios que no están cerrados y esto genera muchísima volatilidad en el mercado. Mi posición es de cautela y seguirá hasta no ver cuál será el programa dentro del acuerdo con en Fondo. El mercado está estresado, es el cuarto reseteo en política monetaria este año”, dijo Ezequiel Zambaglione, jefe de research de Max Valores.

“La recuperación del mercado en las últimas dos semanas no es casual. Y la reacción de bonos a media rueda de hoy tampoco, aún desconociendo el impacto de la salida de Caputo. Hay que ver, en definitiva, si el anuncio convalida esta expectativa finalmente, algo que debería llevarnos a la cautela hasta el anuncio”, coincidió Diego Martínez Burzaco.