Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La CNV aprobó dos nuevos fondos cerrados asociados al blanqueo

La Comisión Nacional de Valores aprobó dos nuevos fondos comunes cerrados asociados al blanqueo de capitales y que tienen por objetivo el mercado inmobiliario.
Se trata de Onix-Portland y AlRío, dos fondos comunes cerrados destinados a diversos proyectos de desarrollo urbano diseñados por Cohen S.A.
En el primer caso, el fondo presenta un mix de productos con diversificación geográfica. El inversor que ingrese a este fondo participará de al menos 10 proyectos ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y la costa atlántica, cuyo principal destino es la vivienda, informaron desde la firma diseñadora del fondo.
El fondo requiere una inversión mínima de u$s 10 millones para su constitución y un máximo de u$s 35 millones.
Tal como indica el nombre del fondo, sus desarrolladores inmobiliarios son Onix y Portland.
El otro fondo, AlRío financiará cuatro proyectos, con distintos usos en un área de 560.000 metros cuadrados propiedad de AlRío, a la entrada de Vicente López entre Avenida Del Libertador y el río. Los cuatro proyectos son: terminación de la Torre Sur; construcción oficinas y locales comerciales; finalización de la obra del Cubo que incluye un salón de convenciones, otros de usos múltiples y locales comerciales; y por último, la construcción de un shopping con un paseo peatonal a cielo abierto. Este fondo requiere una inversión mínima de u$s 10 millones para su constitución y un máximo de u$s 40 millones.
En ambos casos y de acuerdo a lo establecido en la Ley de Sinceramiento Fiscal la inversión mínima por inversor es u$s 250.000 y el máximo de u$s 10 millones, con una permanencia de cinco años.