Juan Salerno, Head Portfolio Manager de Compass Group: "Argentina depende del éxito en la reestructuración"

El especialista ve oportunidades en acciones aunque el futuro de las mismas dependen de la posibilidad del  Gobierno en la reestructuración de la deuda

Con la tensión en Medio Oriente de fondo y las expectativas en torno a las últimas medidas adoptadas por la conducción económica en la Argentina, Juan Salerno, Head Portfolio Manager de Compass Group, conversó con El Cronista. Sugirió que hay oportunidades en acciones locales que sufrieron un castigo importante y planteó que si la reestructuración de deuda resulta favorable, el potencial en la renta variable luce interesante. 

- Si bien las tensiones entre EE.UU. y China se redujeron, dejando en un segundo plano la guerra comercial entre ambas potencias, nuevos focos de conflicto aparecieron con mayor tensión en Medio Oriente. 

- La foto con la que arrancamos 2020 es que estamos en máximos históricos del mercado de acciones a nivel global, gran cantidad de deuda a tasa negativa y con economías desarrolladas en pleno crecimiento y bajo desempleo. En este contacto, no solamente el tema de la guerra comercial sino las tensiones geopolíticas que están surgiendo nuevamente, podrían generar alguna corrección. De esta manera, adoptar un sesgo conservador en activos globales sería aconsejable. 

- ¿Cuánto puede complicar el escenario global a la dinámica de los activos locales?

- Creo que Argentina está desacoplada del mundo y que depende más el éxito que pueda tener el Gobierno sobre la reestructuración de la deuda y no tanto sobre eventos de volatilidad global de corto plazo. Lamentablemente Argentina corre por un carril separado y está desconectado de los acontecimientos globales. Creo que dependemos mucho de lo que los inversores le puedan llegar a exigir al Gobierno de Fernández para que la reestructuración sea exitosa. 

¿Qué descuentan actualmente los bonos argentinos, en función de la paridad con la que operan?

- La curva de dólares, en niveles de 40% y 50% de paridad parece ser un rango en el que pueden operar los bonos argentinos, en línea con nuestro escenario base. No parecería que este rally fue excesivo dada la expectativa de restructuración amigable que se busca llevar a cabo. Si el Gobierno encara una quita agresiva con castigo a determinados bonos, probablemente el mercado reaccione de manera negativa. Es importante que tengamos avances sobre la deuda, para que los inversores compren la historia de Argentina nuevamente. Si no hay avances, el mercado lo va a castigar.

- ¿Conviene estar en acciones y evitarse el proceso de reestructuración?

- El mercado de acciones está muy correlacionado con el de deuda. En diciembre estábamos con una postura mayor en acciones ya que veíamos que navegar la volatilidad en un bono en el que hay más incertidumbre respecto de las acciones, quizá sea más recomendable estar en acciones ya que el castigo había sido excesivo. El interrogante es cuál va a ser el crecimiento económico argentino a partir de 2020 y no hay expectativa positiva. 

- ¿Cuáles son sus recomendaciones a sus clientes en este contexto?

- Recomendamos fondos conservadores con un porcentaje en acciones locales ya que el castigo fue muy notorio. Cualquier señal positiva con acreedores privados será muy bueno para acciones, con el interrogante sobre el crecimiento futuro. Hay que ser conservadores, pero si Argentina esgrime señales positivas, hay un mercado de renta variable con un potencial enorme. No dejaría de lado lo que pasa con la curva de pesos. Hay un compromiso para que los vencimientos de corto plazo el Gobierno trate de pagarlos, lo que explicó el rally en diciembre para bonos en pesos. 

Tags relacionados