Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Jorge Brito hijo será desde hoy el nuevo presidente de Adeba

Jorge Brito hijo será desde hoy el nuevo presidente de Adeba

Hoy será el último día de Daniel Llambías como presidente de Adeba. A las seis de la tarde ya partirá para el rally de Córdoba, antes de asumir como director del Grupo Financiero Galicia. Está todo programado porque a las 12 la asamblea de accionistas aceptará su renuncia y el Macro, que tiene la vicepresidencia primera, designará a su director, Jorge Brito hijo, para ejercerla. Por estatuto, ante la renuncia del presidente, el vice asume ese cargo, por lo que será presidente interino, mientras la búsqueda está a cargo de la headhunter Valuar, de Cristina Bomchil, cuya hija está casada con el hijo del presidente de uno de los bancos de Adeba.

El job description es el de un manager profesional, con expertise en negociaciones salariales, en entrenamiento en acuerdos gremiales, que debe conocer el sistema financiero, entender del negocio, del convenio colectivo de trabajo y saber hablar con el regulador, aunque no hay una pelea con el Banco Central como en la época kirchnerista, ya que hoy todos los bancos tienen buen diálogo con el BCRA.

"La búsqueda va para largo, con lo cual Jorgito puede quedarse varios meses en la presidencia, y quién te dice si finalmente no se queda él, ya que tiene buena relación con todos los colegas, es agradable, escucha, tiene un carácter distinto al de su padre, en el ambiente de River se maneja muy bien, así que mientras no haya otra alternativa mejor, estará él como presidente", señala el presidente de un banco de Adeba.

Brito Junior empezó a los 18 años como cadete en el Macro (dicen que sus iniciales son por ‘Muy Agradecido Celestino Rodrigo’), trabajó en la tesorería, en la caja de ahorro y en plazo fijo, así se fue formando en el banco.

En el 2001 desarrolló el liderazgo de la entidad en el NOA y en 2006 asumió como gerente general del banco, cargo que dejó al ser electo vicepresidente de River en diciembre del 2013, ocupándose del área económica y financiera del club. Actualmente, a los 37 años, aparte de ser director del Macro, es presidente de Genneia, compañía líder en energía renovable. Ayer, en la asamblea del MAE, renunció como director titular para poder hacerse cargo de Adeba.

Otro de los candidatos para ocupar la presidencia de Adeba es Luis Ribaya, vicepresidente segundo del Nación (puesto por Melconián) y presidente del MAE. Al ex director del Galicia lo ven en la City como un trabajador aguerrido, pero con un carácter un tanto confrontativo que no lo favorecería del todo para el puesto. De hecho, en el verano del año pasado protagonizó en el restaurante esteño de La Huella, de José Ignacio, una escena de película al ver a Augusto Rodríguez Larreta y Alejandro Macfarlane, con quienes por poco se fue a las piñas (dicen que tuvieron que separarlos), por acusarlos de llenarles la cabeza a Macri en contra suyo, luego que Melconián lo nombrara en el Nación. En rigor, ellos le habían advertido al presidente que Ribaya era kirchnerista, al ser íntimo de Julio de Vido y de Osvaldo Sanfelice.

En rigor, cuando algunos banqueros escucharon el nombre de Ribaya en la terna la respuesta políticamente correcta que dieron fue: "Sigamos buscando, terminemos el proceso y él será uno más". Si bien tiene buena relación con el ministro Nicolás Dujovne desde cuando era economista jefe del Galicia, y luego lo siguió apoyando en su consultora, con Luis Caputo la relación no es buena desde cuando el ministro de Finanzas estaba de presidente en el Deutsche en el 2003 y hubo una puja entre los bancos de Adeba y de ABA por la presidencia de MAE, y la gran pelea fue, precisamente, entre Caputo y Ribaya. Con Eduardo Escasany quedó buena relación, pero no así con otros directivos del Galicia, que tantearon para Adeba a Antonio Garcés, quien fue presidente del banco hasta 2012.

Hoy, ya retirado, a sus 75 años se ocupa de su campo y al dolce far niente. Por su edad, sería poco probable que quiera emprender el desafío, aunque no sería el de mayor edad, ya que el director ejecutivo, Norberto Peruzzotti, tiene 80 y hace 44 años que está en Adeba, lo que lo convierte el de mayor antigüedad en una entidad empresaria. Ya quiere retirarse, pero se comprometió a acompañar a Jorgito en sus primeros pasos. Cristina Ehbrecht, la subdirectora ejecutiva de Adeba, es la candidata a sucederlo.