Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Itaú, firme candidato para quedarse con el Patagonia: pagaría u$s 1500 millones

El estatal Banco do Brasil lo vende. Itaú, que ya compró Citi en Brasil, ahora consolidaría su presencia en Latam. BBVA, Macro y Galicia también pujan

Itaú, firme candidato para quedarse con el Patagonia: pagaría u$s 1500 millones

Se produjo una reunión cumbre entre los "mandamases" del estatal Banco do Brasil (controlante del Patagonia) y del Itaú. Incluso, se habla en el ambiente de que podría haber una suerte de preacuerdo para la compra del total del Patagonia, por una cifra de alrededor de u$s 1500 millones, sobre un market cap de u$s 2000 millones.
BBVA es otro de los candidatos interesados, pero la premisa pareciera ser que sea un pase de manos entre brasileños. Bloomberg también mencionó a Macro y Galicia como candidatos: de hecho, ambos le disputaron la cartera del Citi al Santander, pero deberían descapitalizarse para obtener el cash. Si Itaú se lo queda, daría un paso grande en Latam, ya que en Brasil se quedó con los clientes del Citi y aquí se quedaría con todo el Patagonia.


El Itaú podría comprarlo, pero en su totalidad, porque no convivirían un privado con un estatal, como es el Banco do Brasil. Otras fuentes indican que el BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil) podría llegar a financiarles la operación: "El banco estatal sale, entonces se hace de cash y, a su vez, el Estado le financia a un privado como el Itaú para que se lo quede. Así, la plata queda en casa".


"Me parece raro que sea a través del BNDES el financiamiento, porque el Itaú consigue rápido u$s 1500 millones sin tener que pedírselo a un organismo. Además, el BNDES financia desarrollos. Lo que sí están pidiendo es que sea un proceso muy transparente", comenta una fuente familiarizada con el deal. También hay bancos chinos interesados en desembarcar con el Patagonia como punta de lanza. El Agricultural Bank of China es el cuarto banco más grande del mundo, con una capitalización bursátil de 142.000 millones de euros. China Construction Bank ocupa el quinto puesto, con 141.000 millones, y Bank of China el sexto, con 131.500 millones de euros.


"Siempre está el rumor de que los chinos van a comprar, pero no suelen estar en procesos de competencia, que es algo que los brasileños van a tener que hacer por compliance y transparencia, debido a todo lo que se vivió en Brasil", advierte un banquero.


El issue es que los chinos no negocian sobre mandatos de venta (por eso el ICBC no fue de la partida en la compra del Citi), licitaciones o short list: les gusta hacerlo cara a cara, ya que se sienten más cómodos en la negociación directa, sin intermediarios de por medio.


Los chinos se manejan de forma tan particular que en un famoso banco de ese país cada directivo tiene a su ‘shadow chinese’ (su sombra): se trata de un ejecutivo oriental que sigue todos sus pasos para aprender cuál es la función. Si bien no tiene poder de decisión, es su ‘shadow’ porque lo sigue a todas partes para poder entender el negocio en la Argentina.

Cristofani con Figueroa

El jueves de la semana pasada, a las cuatro y media de la tarde, hubo un "townhall" (jerga que usan los citibankers para los eventos que organizan cuando llega algún directivo importante) en el Citicenter de Martínez. Participó el presidente del Santander, Enrique Cristofani, el director de Sucursales y el de Recursos Humanos. Elogiaron el valor que tenía para ellos haber comprado el Citi, que tienen un personal muy capacitado, y subrayaron que no se van a cerrar sucursales: es más, además de las 70 del Citi, dijeron que van a abrir 30 más.


Por supuesto, estuvo también el presidente del Citi, Julio Figueroa, celebrando el acuerdo. El "townhall" fue abierto a todos los empleados, y cualquiera que quisiera podía participar. Luego, hubo una reunión con los gerentes a puertas cerradas. Creen que hasta fines de marzo el BCRA no va a aprobar la compra, por lo que recién en abril habrá novedades.


De todos modos, habrá todo un proceso, ya que hay que migrar todos los sistemas, que son totalmente distintos. Algunos empleados se preguntan qué pasará con las sucursales que están una pegada a la otra, en la misma cuadra, si podrán seguir subsistiendo. Y qué pasará con el personal de las áreas centrales, donde hay duplicación de funciones. Si bien nadie habla de retiros por el momento, el número que corre por los pasillos es el 1,6. O sea, que en caso de que se produzcan retiros voluntarios, los empleados se llevarían 60% más de lo que les corresponde por ley.