Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Irán dijo que “no está preparado” para un acuerdo, y bajó el petróleo

En el marco de la cumbre en Argelia, el petróleo cayó casi un 3%, después de que se enfriaran las esperanzas de que los mayores productores de la OPEP lleguen a un acuerdo para regular la producción.

Irán dijo que “no está preparado” para un acuerdo, y bajó el petróleo

El petróleo cayó fuerte, después de que las diferencias entre Arabia Saudita e Irán enfriaron esperanzas de que los dos mayores productores de la OPEP lleguen a un acuerdo esta semana en una reunión en Argelia para reducir la abundante oferta mundial de crudo.       

El petróleo referencial Texas WTI de Estados Unidos cedió  1,26 dólares, o un 2,7%, a u$s 44,67 por barril.          

El barril de petróleo Brent cerró con una caída de 1,38 dólares, o un 2,9%, a u$s 45,97.                          

El ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, dijo a periodistas en la capital de Argelia -donde los miembros de la OPEP y otros productores se reúnen esta semana- que no esperaba que se produjera un acuerdo cuando termine el encuentro el miércoles.                

El funcionario también señaló que él no pensaba que hubiera una necesidad de ajustar significativamente o recortar la oferta, y que a Irán, Libia y Nigeria debería permitírseles producir a los niveles máximos que alcanzaron recientemente.                

Irán, que intenta recuperar participación de mercado tras el fin de las sanciones impuestas por Occidente, rechazó la oferta de Arabia Saudita de que ambos países limiten su  producción. Irán fue terminante este martes. “Llegar a un acuerdo en dos días no está en nuestra agenda”, dijo su ministro del petróleo, Bijan Namdar Zanganeh. “No estamos preparados”, añadió.

Irán quiere seguir aumentado su producción hasta el nivel  anterior a las sanciones internacionales, que se levantaron tras el acuerdo de julio de 2015 entre las grandes potencias sobre su controvertido programa nuclear.

La posibilidad de un consenso se alejó aún más cuando Nigeria,  gigante petrolero de Africa, pidió ser exonerada de un eventual  pacto de congelamiento de la producción.

Por otro lado, el banco estadounidense de inversión Goldman Sachs redujo su pronóstico para el crudo WTI en el cuarto trimestre  a u$s 43 por barril, desde el rango u$s 45-50 en que se encontraba, y afirmó que prevé que la oferta global exceda la demanda en 400.000 bpd en el trimestre. 

Tras el cierre, los futuros recortaron las pérdidas

Los precios del crudo recortaron sus pérdidas en las operaciones posteriores al cierre tras la publicación de los datos de Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés). Probablemente, estas noticias marquen la tendencia de mañana.   

Los inventarios de petróleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada, al igual que los de  gasolina y destilados, mostraron el martes datos del API.                

Los inventarios disminuyeron en 752.000 barriles en la semana terminada el 23 de septiembre a 506,4 millones, lo que se compara con las expectativas de analistas de un incremento de 3  millones de barriles, según datos de API.                

Las existencias de crudo en Cushing, Oklahoma, punto de  entrega del contrato referencial del petróleo en Estados Unidos,  descendieron en 832.000 barriles.                

Los inventarios de gasolina cayeron en 3,7 millones de  barriles, lo que se compara con las expectativas de analistas de un aumento de 178.000 barriles, según un sondeo de Reuters.                

Las existencias de destilados, que incluyen diésel y combustible para calefacción, sufrieron una merma de 343.000  barriles, comparado con expectativas de una baja de 14.000  barriles, mostraron los datos de API.                

Las importaciones de crudo de Estados Unidos cayeron 357.000  barriles por día (bpd) la semana pasada a 7,5 millones de bpd. La utilización de refinerías descendió en 349.000 barriles,  según API.