Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Inversores buscan activos refugio después de la convulsión del Brexit

El mercado descontaba otra cosa y el impacto fue violento. Monedas como el dólar, el yen y el franco serán refugio, al igual que el oro. Bonos locales en dólares se fortalecen

Inversores buscan activos refugio después de la convulsión del Brexit

Cautela. Los mercados vuelven a operar hoy luego de la jornada de pánico que se vivió en las bolsas mundiales el último viernes, cuando se conoció la noticia de que el pueblo británico se pronunció a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El Brexit se convirtió en un nuevo "cisne negro": pese a que desde hace tiempo que existía esta posibilidad, la mayoría daba por descontado que el "Remain", o la permanencia del país en el bloque económico de Europa, ganaría. Por eso, la novedad sacudió a los mercados.

Sin dudas, se vieron más afectadas las bolsas europeas, con caídas récord para Madrid y Milán, de 12,35% y 12,5%, respectivamente. También Wall Street se desplomó, golpeada por el tsunami de la salida del primer país de la UE en 43 años, y cerró con rojos de hasta 4,1%.

"La primera respuesta del mercado conjugó la típica receta de momentos de stress anteriores. Huida de activos riesgosos tales como equities en busca de otros safe heaven, como las monedas franco suizo y el yen japonés, o el oro; lo que resultó un reacomodamiento significativo de portafolios y extremada volatilidad", señalaron en Delphos Investment.

Fueron contundentes las subas de estos activos de refugio: el dólar se disparó 2% contra un canasta de monedas globales y el metal dorado ganó 4,6% para superar la barrera de los u$s 1.300 la onza, algo que no ocurría desde 2014. A nivel local, el Merval se desplomó un 2,2%, con un volumen operado récord: se negociaron $ 686 millones en acciones. Los bonos, impulsados por una tendencia a la dolarización de las carteras, cerraron con un avance de 4,4%.

Aunque el golpe ha sido muy fuerte, los analistas locales recomiendan la cautela tras el tornado del viernes. "El mercado va a tener más volatilidad, de la mano de noticias alrededor de los términos de la salida del Reino Unido", aventuró Alejo Costa, jefe de estrategia de Puente. "A nivel equity, se va a separar la paja del trigo, y los inversores van a mantener posiciones de aquellas empresas menos expuestas al Brexit", agregó.

Por su parte, Jackie Maubre, directora de Cohen S.A afirmó: "Luego de una jornada de pánico, es esperable que exista un rebote por la violencia de la caída. Pero hay que seguir muy de cerca los acontecimientos: sin dudas, habrá un impacto negativo en el mediano plazo".