U$D

SBS FONDOS
VIERNES 14/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Inversiones en pesos: ¿qué activos recomiendan los fondos?

La opinión de especialistas y Portfolio Manager de Fondos exponen su análisis y sus recomendaciones.

Inversiones en pesos: ¿qué activos recomiendan los fondos?

En semanas de elevada volatilidad del tipo de cambio y con un mercado financiero que se ve cada vez más presionado por la suba de tasas de EE.UU., la identificación de riesgos y oportunidades en el mercado se hace cada vez más importante. Para ello, El Cronista reunió la opinión de los especialistas y Portfolio Manager de Fondos, exponiendo su análisis y sus recomendaciones.

Sebastián Carballo, Gerente de Patagonia Inversora se mantiene en una postura favorable a instrumentos activos locales. "Si bien hay un objetivo claro por parte del BCRA de continuar con la baja de tasas (hoy está 27.25% el corredor de pases) creemos que continuaría reinando el gradualismo y las tasas altas en el corto plazo. Eso, sumado a que el mercado hizo el ajuste habitual en el dólar entre diciembre del año pasado y estas semanas que pasaron (situación que se dio luego de varios meses de atraso cambiario y noticias de relajación de política monetaria/baja de tasas), nos lleva a mantener nuestra recomendación sobre los instrumentos en moneda local", manifiesta.

En ese sentido, Carballo agrega que las Lebacs que van de los 30 a los 90 días, continuarían siendo la mejor opción, a la hora de buscar rendimiento, liquidez y seguridad. Hoy rinden entre 27% y 26,50%, se operan grandes volúmenes diarios y son riesgo Banco Central. “Para esa alternativa, nosotros ofrecemos nuestro fondo de inversión Lombard Capital, donde mantiene un 80% del fondo invertido en estos instrumentos y el 20% restante en activos de similar rendimiento. Mismo este tipo de fondos (T+1) se ven beneficiados en un momento de baja de tasas por el efecto suba de precios que esto genera. Por tal motivo, dicho fondo viene rindiendo un 29% anualizado en los últimos 30 días”, indica.

Sin embargo, Gerente de Patagonia Inversora aconseja diversificar el riesgo, y estar cubierto con una porción de la cartera en dólares, para hacerle frente a la volatilidad del tipo de cambio de los últimos días. ”Por el lado de cobertura en dólares , encontraríamos varias alternativas para el corto/mediano plazo. Los futuros de Rofex, las Letes en dólares, o mismo los bonos en dólares de corta/mediana duración pueden ser una excelente alternativa para sacar buenos rendimientos en dólares sin asumir grandes riesgos”, advierte.

Para el segmento de activos en moneda local, desde Balanz Capital recomiendan tener parte de la cartera en instrumentos en pesos. Dado el escenario de volatilidad del tipo de cambio, desde Balanz continúan recomendando, tomar coberturas mediante futuros de Rofex, instrumentos de renta fija en moneda dólar. “Para aquellos que buscan diversificarse, el fondo BALANZ Renta Fija en dólares. A su vez, dentro de los instrumentos más atractivos encontramos LEBACs en el mercado secundario, preferentemente en los tramos más cortos, ya que ofrecen rendimientos entre los 26,96% y 26,70%. Paralelamente, con el objeto de diversificar el portfolio y con una cartera compuesta mayormente por LEBACs, el fondo BALANZ Ahorro (YTD 1,42%) es una opción atractiva”, aseguran. Otra de las alternativas de inversión en pesos que destacan desde Balanz, son los bonos que ajustan por Cer. ”Seguimos observando un buen punto de entrada en el DISCOUNT en pesos 2033 (DICP) con una TIR de 4.18% + CER, una duration de 8.31 y un cupón anual de 5.83%”, agregan los analistas de la compañía.

Desde Puente entienden que, a este nivel del tipo de cambio, las Lebacs y los bonos provinciales Badlar ganan atractivo. “Tras la fuerte corrección del último mes, las posiciones en pesos vuelven a ganar atractivo, siendo las Lebacs y los bonos ajustados por CER y bonos Badlar provinciales los títulos más atractivos”, señalan los analistas de Puente.

Alejandro Kowalczuk, Head Portfolio Manager de Argenfunds señala que hay que estar atento a la evolución de la tasa de bonos del tesoro de EE.UU. a 10 años, que ayer superó el 2,70% (2,90% proyectado a fin de año), lo que impactó en la curva de rendimientos de Argentina y demás países de la región. “Si bien las tasas de retorno de los bonos ya se ubican por sobre 1 desvío estándar por sobre el promedio de los últimos 3 meses, creemos que la suba de la tasa a 10 años de los bonos del tesoro norteamericano fijaría un nuevo promedio en torno al cual oscilen los rendimientos de nuestros bonos de no mediar cambios significativos en las principales variables macro (déficit fiscal, de cuenta corriente e inflación) que justifiquen una compresión en los spreads de rendimiento”, dijo.

Desde el lado operativo, Kowalczuk considera que “para los activos en pesos el hecho de que la banca oficial haya intervenido en el mercado de cambios podría darle estabilidad al dólar en un rango inferior a los $ 20, por lo que tasas de LEBAC entre 27% y 26,50% (de febrero a abril) le dan atractivo a la estrategia de carry-trade”.

Desde Buenos Aires Valores destacan en un informe enviado a sus clientes que los bonos en pesos a tasa fija poseen menor riesgo de repago que los nominados en dolares dado que en última instancia el gobierno podría emitir pesos para su repago. “Si bien, de cumplirse las expectativas de depreciación del REM los mismos obtendrían rendimientos en moneda dura mayor a los nominados en dolares, el riesgo cambiario justifica dicha diferencia". Por otro lado, advierten que "el tramo corto de la curva posee rendimientos menores a las LEBAC emitidas por el BCRA que se consideran con menor riesgo, por lo cual no es justificable desde el punto de la relación riesgo/beneficio si lo comparamos con las LEBAC".

Desde la compañía destacan que “dichos instrumentos solo serían beneficiosos en el tramo largo para el caso de “lockear” tasa para el mediano plazo ante una abrupta caída de la tasas de referencias y un tipo de cambio estable, lo cual no es el escenario más probable”.

Finalmente, los analistas de BAVSA señalan que para los bonos a tasa variable poseen una curva invertida, donde la mejor TIR es del PR15 que posee baja liquidez relativa. La curva invertida refleja las expectativas de una baja de tasas dado que de cumplirse dicha expectativa dichos título se verían afectados. “Posicionarse en el tramo largo de dicha curva solamente sería justificable si las expectativas de reducción de tasa no se cumple, supuesto improbable dada la reducción de metas de inflación, las expectativas de los especialistas consultados en el REM y los propias declaraciones del BCRA”, indican.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés