Ingresaron tantos agrodólares como en 2012 pero el BCRA no suma divisas

Tardaron en llegar. Pero en lo que va del año, ya igualan el acumulado del mismo período del 2012. El Central sólo compró u$s 400 millones frente a u$s 5.300 millones

Las liquidaciones de exportaciones agrícolas recuperaron el terreno perdido en los primeros meses del año y ya empatan el nivel que registraban a esta misma altura del año pasado. Sin embargo, los sojadólares no son suficientes y las compras con las que el Banco Central sostiene su nivel de reservas se mantienen modestas: ayer compró u$s 60 millones en una rueda cambiaria mayorista en la que se operó un volumen récord gracias a la entrada de dólares de exportadores. El dólar de referencia avanzó casi un centavo hasta $ 5,2080.
La Cámara de la Industria Aceitera-Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC) informó que la semana pasada se liquidaron exportaciones agrícolas por casi u$s 634 millones, con lo que la entrada de sojadólares en lo que va del año llegó a los u$s 7.338 millones. Al 2 de mayo de 2012, el ingreso de sojadólares ascendía a u$s 7.427 millones, prácticamente la misma cantidad que a misma altura de 2013.
La cifra muestra que la caída en el ingreso de divisas por exportaciones primarias que se vió en el primer trimestre llegó a estar 35% por debajo del año pasado no sólo se terminó, sino que fue compensada por un acelerado aumento en el ritmo de liquidación. Al mismo tiempo, demuestra que los problemas que sufre el BCRA para comprar divisas en el mercado cambiario mayorista con las que sostener sus reservas no se explica por falta de sojadólares.
Al 4 de mayo del año pasado, el Central había comprado u$s 5.360 millones en el mercado mayorista y las reservas internacionales crecían u$s 1.217 millones en el año. Al 3 de mayo de este año, las compras de la autoridad monetaria acumulan apenas u$s 423 millones en el año y las reservas caen u$s 3.800 millones en el año.
Te digo más, la caída en la liquidación era por la cosecha anterior, en esta nueva cosecha que empezó a entrar en abril se está liquidando más que en las dos anteriores, dijo Federico Muñoz, economista. Lo que se escapa al análisis del Gobierno es la caída del ingreso de divisas por la vía financiera y de importaciones, que explicaban más del 40% de la oferta de divisas antes del cepo, agregó.
La autorización de importaciones, muchas de ellas energéticas, también explica la floja cosecha del BCRA. Según publicó la AFIP la semana pasada, los derechos de importación cobrados en la Aduana crecieron 114% interanual en abril.
Gracias a este ritmo de liquidación de divisas la entidad conducida por Mercedes Marcó del Pont contó ayer con un mercado cambiario mayorista muy bien nutrido. Ayer cambiaron de manos u$s 296 millones en el Siopel y otros u$s 75 millones en el MEC. Entre los dos mercados mayoristas de divisas sumaron u$s 371 millones, un volumen récord en el año.
Frente a esa cantidad de oferta, las compras del BCRA repuntaron en comparación con días anteriores la semana pasada promedió compras por menos de u$s 15 millones al día y llegaron a los u$s 60 millones, pero todavía se mantienen en niveles poco relevantes.