Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Informe del Central: el mercado corrigió a la baja sus pronósticos de devaluación e inflación

Son datos del REM. Para fin de año, esperan un dólar a $16 y un aumento de los precios minoristas del 40,6% para todo 2016. También recortaron sus proyecciones para la tasa de las Lebac.

Informe del Central: el mercado corrigió a la baja sus pronósticos de devaluación e inflación

El mercado –o por lo menos el amplio grupo de 52 analistas que participan en la encuesta REM del Banco Central- está algo más optimista que hace un mes con respecto a la inflación que habrá de aquí a fin de año y espera, también, una menor devaluación que la que esperaba en julio. Sin embargo, y aunque aumentó su optimismo de cara a 2017, también corrigió a la baja sus pronósticos de crecimiento para el tercer trimestre del año y de déficit fiscal tanto para 2016 como para el año que viene.

Hoy el Central difundió su tercer Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que analiza los pronósticos de corto y mediano plazo de 52 analistas locales y extranjeros para los precios minoristas, las Lebac, el tipo de cambio, la actividad económica y el resultado primario del sector público nacional no financiero. El relevamiento se hizo entre el 29 y el 31 de agosto.

Para fin de año, el promedio de la muestra espera un dólar de exactos $ 16. Son 20 centavos menos que lo que esperaba hace un mes. Los participantes del REM también corrigieron en la misma medida a la baja sus pronósticos de tipo de cambio para septiembre (de $ 15,5 a $ 15,3), octubre (de $ 15,7 a $ 15,5), noviembre (de $ 15,9 a $ 15,8) y también para diciembre de 2017 (de $ 18,7 a $ 18,6). La mediana (él valor que separa las respuestas en dos partes iguales) es en este caso casi idéntica al promedio.

En cuanto a la inflación, los pronósticos (promedio) para el IPC GBA de los próximos meses son del 1,3% para septiembre (contra el 1,8% previsto hace un mes); del 2% para octubre (1,7% previsto en julio); del 1,9% (1,6%)  para noviembre y del 1,7% (1,7%) para diciembre. Si bien en las proyecciones de precios mes a mes hubo alzas y bajas, para el acumulado de todo el año la corrección fue ligeramente optimista: el 41,9% que esperaban hace un mes para 2016, se recortó ahora al 40,6%. Pero para 2017, la proyección subió dos décimas, del 20% al 20,2%.

También cayeron las expectativas de inflación nacional: de un 38,9% para todo 2016 que el mercado esperaba en julio a un 37,9% ahora. El impacto es exclusivamente de septiembre, mes para el que la proyección de aumentos minoristas a nivel país fue recortada del 1,8% al 1,5%, ya que los pronósticos para octubre (1,7%), noviembre (1,7%) y diciembre (1,7%) se mantuvieron sin variaciones. Como en el IPC GBA, la proyección para 2017 subió ligeramente, del 19,4% al 19,6%. En casi todos los períodos de proyección de inflación, la mediana es algo menor que el promedio.

Congruentemente con la baja en las expectativas inflacionarias, el dato que más mira el Central para establecer su política monetaria, el REM también vaticina un ritmo algo mayor al que esperaba hace un mes en la baja de la tasa de las LEBAC: en promedio, anticipan tasas del 27,1% para la última licitación de septiembre; del 26,2% para octubre; del 25,3% para noviembre y del 24,7% para diciembre (casi un punto porcentual menos que lo que proyectaban hace un mes).

Con respecto al nivel de actividad, la muestra prevé una caída del 1,5% para 2016 y una suba del 3,2% para 2017 (tanto en la media como en la mediana), exactamente igual que hace un mes. Sin embargo, para este tercer trimestre del año vaticinan en promedio un rojo del 2,4% (contra el 2,1% de hace un mes), y para el mismo período del año que viene, un crecimiento del 3,8% (contra el 3,6% que proyectaban en julio).

En cuanto al resultado fiscal, los análisis se hicieron más pesimistas tanto para este año como para el que viene. El REM vaticina un déficit primario del sector público nacional no financiero de $ 370.400 millones para 2016 (promedio, la mediana es $ 375.000 millones) y de $ 409.000 millones para 2017 (promedio, con mediana de $ 410.000 millones). Tanto para este año como para el siguiente, el rojo esperado es más de un 5% más alto que la muestra pronosticaba hace un mes.