Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Indiferentes a Niza: los mercados se muestran cada vez más inmunes a los atentados

Indiferentes a Niza: los mercados se muestran cada vez más inmunes a los atentados

Nuevamente las noticias relacionadas con ataques terroristas a nivel global estremecen a toda la población mundial generando pánico y temor en la sociedad, más aún cuando se viralizan imágenes de los hechos.

Naturalmente, los ataques terroristas tienden a generar un alto nivel de desconcierto e incertidumbre. Sin embargo, tras los ataques terroristas del pasado jueves 14 de julio en Niza, en el que murieron más de 80 personas y hubo cientos de heridos, el mercado financiero literalmente no reaccionó.

Repasando el cierre de los mercados vemos que en Wall Street, el Dow Jones cerró tan sólo 0.03% debajo mientras que el SP500 y el Nasdaq100 finalizaron un 0.20% debajo del cierre del jueves. Por el lado de los mercados europeos vemos que el Ibex35 de España cerró casi neutro, de igual manera que el DAX Alemán y el Stoxx50. El FTSE100 de la bolsa de Londres, finalizó un 0.20% por encima del cierre del jueves. Finalmente, el CAC de Francia terminó la semana tan sólo un 0.30% debajo del cierre del jueves.

El ataque terrorista de la semana pasada es uno más dentro de los más recientes ataques en Europa y que comienza el 7 de Enero de 2015 con el tiroteo a la revista Charlie Hebdo, que dejó 12 muertos.

La reacción del mercado financiero francés posterior a la masacre fue una suba de 1.2% el mismo 7 de enero, día que marcó el inicio de una racha alcista importante ya que posterior al atentado el CAC francés subió cerca de un 29% hasta mediados de abril de 2015.

En el mismo sentido y a modo de resumen de lo que hicieron el resto de las acciones en Europa, el índice Stoxx50 que agrupa las 50 acciones más importantes del viejo continente, generó una suba posterior al atentado de 1.20% el día después y un 26% hasta mediados de abril. En Wall Street, el S&P500 tampoco mostró un escenario de pánico luego del ataque sino que más bien el índice extendió las subas hasta julio de 2015 generando un avance del orden 6% luego del atentado.

El siguiente episodio en la lista se dio el 13 de noviembre de 2015 en el ataque a Bataclan en el que 130 personas murieron.

Exactamente luego del ataque terrorista, el S&P500 mostró una suba del 4.50%, lejos de generar un sell-off importante en el mercado accionario. El fuerte ajuste del índice se daría luego por motivos distintos al ataque y más bien relacionados por la suba de tasas de la Fed y otros eventos financieros del momento.

La reacción de los índices europeos luego del ataque terrorista en Bataclan fue el mismo que en Wall Street ya que entre el 13 de noviembre y el 7 de diciembre el Stoxx50 mostró un avance del orden del 7.10%, operando de forma contraria a lo que cualquier análisis racional podría pensar.

Nuevamente, el ajuste desde diciembre en todos los mercados mundiales no se atribuyó al ataque terrorista sino al inicio del proceso de "tightening" de la Fed y demás eventos financieros del momento.

Más cerca en el tiempo, el 22 de marzo de 2016 un atentado en Bruselas, Bélgica dejó un saldo de 35 personas muertas y cientos de heridos. La reacción del mercado europeo fue neutra al día siguiente tal como en la actualidad mientras que en Wall Street el S&P500 cayó cerca de un 0.50% para luego continuar con el avance dentro del cual venía desarrollando y actualmente se ubica un 6% por encima de tal fecha.

Siguiendo con el listado, vemos que el 13 de junio de 2016 de también tuvimos la desagradable noticia de un nuevo ataque terrorista, esta vez en Orlando, Florida, EEUU, en un Club Gay en el que decenas de personas fallecieron.  El mercado en este caso tampoco reaccionó con pánico posterior al ataque y si bien se dieron bajas, fueron de apenas 1.5% de bajas. Hoy en día el S&P500 se ubica un 3.10% por encima de los valores previos al ataque terrorista.

Entre los ataques terroristas más conocidos se da el del 11 de Septiembre de 2011 al World Trade Center y posterior al ataque el S&P500 perdió un 5% y el ajuste se extendió los días siguientes generando una pérdida del orden del 13% luego de 10 días posteriores al ataque.

A su vez, España el 11 de marzo de 2004 también sufrió ataques terroristas que generaron un ajuste  posterior del orden del 8% aunque el movimiento representó luego una oportunidad de compra de mediano plazo.

Los ataques terroristas son eventos en los cuales el pánico y el miedo toman un protagonismo inmediato a nivel social y, siguiendo con un razonamiento lógico y racional, podríamos pensar que tal pánico también debería trasladarse a los mercados financieros.

De todos modos, estamos viendo que no generan tal debilidad en el precio de las acciones ya que no vemos ajustes importantes e incluso, en la mayoría de los casos, los ataques terroristas terminan siendo una oportunidad de compra de corto y mediano plazo. Y cuando el mercado genera un ajuste importante, no se debe a la noticia del ataque en sí, sino a causas ajenas a tal evento.

Las preguntas que se disparan a partir de este análisis son: ¿está acostumbrado el mercado financiero a este tipo de eventos? ¿Es, lamentablemente, este ataque terrorista una nueva oportunidad de compra en el mercado financiero internacional? En todo caso,  queda claro que el mercado no opera con parámetros racionales.

 

 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar