Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El petróleo cayó 1,1% y cerró por debajo de los u$s 50

El petróleo cayó 1,1% y cerró por debajo de los u$s 50

Los precios del petróleo  bajaron más de un 1 por ciento, dejando al crudo referencial estadounidense por debajo de los 50 dólares por  primera vez en una semana antes de la publicación de datos  semanales que podrían mostrar un incremento de los inventarios  domésticos.                

Las declaraciones de los productores sobre la planeada  reducción de bombeo de la Organización de Países Exportadores de  Petróleo (OPEP) también pesaron sobre el mercado, dijeron  analistas, apuntando a la resistencia de Irak a la decisión tras  aumentar su producción en octubre.                

Analistas encuestados por Reuters esperan que los datos muestren un incremento de 800.000 barriles en los inventarios de  crudo la semana pasada, tras un descenso de más de 5 millones de  barriles la semana anterior.                

Por su parte, los futuros del crudo Brent cayeron 67 centavos, o  un 1,30 por ciento, a 50,79 dólares por barril. Tras el cierre  regular, caía hasta los 50,56 dólares.                

En tanto, el referencial estadounidense West Texas  Intermediate (WTI) perdió 56 centavos, o un 1,11 por  ciento, a 49,96 dólares el barril. Fue el primer cierre por  debajo de los 50 dólares desde el 18 de octubre. Tras el final  de la sesión regular, el contrato cotizaba en 49,72 dólares.                

Antes de esta semana, los precios del crudo habían  escalado alrededor de un 13 por ciento en tres semanas desde que  la OPEP anunció el 27 de septiembre su primer recorte de  producción planeado en ocho años para combatir el fuerte  descenso del barril, que opera lejos de los máximos del 2014 por  sobre los 100 dólares.