Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Impuesto al dólar futuro: cuestionan 'doble tributación' y falta de definiciones

Apuntan que no está claro cómo se determinará si una operación fue especulativa. Sólo en este caso estará alcanzada por el impuesto

Impuesto al dólar futuro: cuestionan 'doble tributación' y falta de definiciones

El proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias que el Senado aprobó en la tarde de ayer contempla la creación de varios impuestos para compensar el costo fiscal extra que supone la norma consensuada con la oposición.

Entre ellos, se prevé un gravamen extraordinario del 15% sobre las ganancias por las operaciones con dólar futuro. Según el proyecto, el tributo se aplicará a las empresas y las personas que hayan obtenido utilidades de los contratos de futuros y "que no hubieren tenido como finalidad la cobertura respecto de una determinada operación de comercio exterior o financiera, denominada en moneda extranjera".

La redacción de este punto generó malhumor en el mercado, ya que no está claro cómo se determinará si una operación fue especulativa o de cobertura. "Es una zona gris que difícilmente se dirima en forma correcta, va a ser una línea muy delgada", opinó un funcionario de una casa de bolsa. Sucede que, en rigor, cualquier operación en los mercados financieros podría ser considerada como especulativa, ya que se hacen contra la expectativa de obtener un rendimiento futuro. Lo más probable es que cualquier contrato de dólar futuro realizado por alguna persona física o jurídica que no tenga activos ni pasivos en dólares, sea catalogada como especulativa. "Los especuladores son los que le dan liquidez a los mercados. Se está desincentivando la operatoria con futuros", afirmó el agente.

Con la nueva norma, el comprador de dólar futuro, que ya tributa un 35% en concepto de Impuesto a las Ganancias, deberá sumar otro 15% al costo fiscal de la operación. "Es un impuesto del 50%, es confiscatorio. Con un nuevo discurso, este Gobierno terminó haciendo lo mismo que el anterior ya que cualquier actividad próspera es pasible de ser objeto de un nuevo impuesto", dijo un operador.

El martes, el Ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, había afirmado que el impuesto extraordinario por única vez a las operaciones especulativas de dólar futuro se aplicaría a las transacciones "previas a la asunción de este gobierno". Sin embargo, el Capítulo III del tercer Título del proyecto aprobado por la cámara alta establece que, en el caso de las personas físicas, el impuesto se cobrará sobre los rendimientos obtenidos durante 2016, es decir, de forma retroactiva. "La corte ya ha dicho que no se puede aplicar un impuesto nuevo retroactivamente ya que va en contra de la garantía de seguridad jurídica que está prevista en la Constitución Nacional. Por lo tanto, cualquiera podría plantear la inconstitucionalidad de este punto", comentó el tributarista Iván Sasovsky, titular del estudio que lleva su nombre.

"Esta ley estaría castigando solamente a una parte de los que operaron futuros especulativamente cuando Alejandro Vanoli estaba al frente del Banco Central. Es más, aquellos que operaron especulativamente pero desarmaron posiciones en diciembre de 2015 no estarían alcanzados por el nuevo gravamen. Por el contrario, se castigaría a todos los que operaron desde mayo, bajo la gestión de este gobierno", se quejó el funcionario de la sociedad de bolsa consultada.

Iván Sasovsky explicó: "No hay ningún tipo de ganancia extraordinaria. Los contratos son válidos y se operan en el mercado de futuros como en cualquier parte del mundo. Se produce una doble imposición económica y jurídica con este impuesto extraordinario". El tributarista agregó: "Los impuestos extraordinarios no pueden ser aplicados de manera discrecional sobre un sector del mercado porque se atenta contra el principio de la no discriminación".

Otra contradicción del proyecto de ley es que hace mella en la credibilidad y confianza en el mercado argentino, que la Comisión Nacional de Valores (CNV) buscó impulsar con la propuesta de reforma a la Ley de Mercado de Capitales. Sin embargo, la CNV, que controla el mercado de futuros, no hizo comentarios. El Cronista también se comunicó con el principal mercado de futuros de dólar, el Rofex, donde afirmaron que todavía está analizando el proyecto.