Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La Gran Recesión: Hollywood lleva a la pantalla grande el drama de la última crisis financiera

Con actores como Brad Pitt y Christian Bale, la industria cinematográfica convirtió la crisis subprime de 2008 en historias que atraparon al público y llegaron a los premios Oscar

Explicar la crisis de 2008 que llevó a la quiebra a varias empresas del sector financiero en Estados Unidos y las consecuencias que ésta tuvo en los países que tenían tratos comerciales con ese país, no solo es tarea de los economistas y de los estudiosos del tema. Para llegar a las personas del común, varias productoras de cine han llevado a la pantalla grande historias de ficción basadas en hechos reales en las que muestran los detalles que precedieron a la Gran Recesión.

Una de ellas es la "La gran apuesta" (2015) de Adam McKay, nominada al Oscar por mejor película y en la que actúan Brad Pitt, Christian Bale y Steve Carrel. La cinta basada en el libro de Michael Lewis, explica cómo Michael Burry (Christian Bale), pronosticó la burbuja inmobiliaria desde 2007. Siendo estudiante de medicina y sin alguna formación financiera, se dio cuenta que el mercado hipotecario iba a colapsar tarde o temprano.

Entonces decidió tomar una posición en corto sobre los títulos hipotecarios y pactó un precio con Deutsche Bank y Goldman Sachs a mediano plazo, prediciendo que el precio del activo caería. En ese momento, cuando venciera el contrato, él vendería esos activos a su contraparte al precio acordado, que según sus predicciones estaría por debajo del precio fijado y así ganaría millones de dólares con la devaluación del activo.

Más allá de la historia del crash financiero que predijo Burry, la película muestra corrupción dentro del sistema. Muchos bancos sabían de antemano que otorgar créditos hipotecarios a tantas personas formaría una burbuja que crecería hasta explotar.

Es importante que estos temas sean llevados a la gran pantalla para que las personas que no están muy familiarizadas con el lenguaje técnico, entiendan su complejidad.

Jerónimo León Rivera, profesor e investigador de cine y televisión de la Universidad de la Sabana, explicó que es mucho más probable que las personas que no están relacionadas con temas financieros se sienten a disfrutar una historia de ficción enmarcada en un contexto económico, a leer un informe especializado o, incluso, a las secciones económicas de los diarios.

"Las historias de ficción lo que hacen es poner en escena conflictos de la vida real, representados por unos personajes en unas situaciones específicas con una trama. Esto se hace mucho más atractivo para el público y le permite entender, así sea de manera superficial, el contexto de los problemas que ocurren", dijo León.

Según Juan Felipe Pinzón de Profesionales de Bolsa, es difícil que una película explique los tecnicismos de por qué se dio una crisis. Sin embargo, aunque una película no reemplaza una lección magistral de economía, es una buena opción para empezar a entender el contexto básico que enmarca la crisis.

La gran apuesta

La película protagonizada por Bale, Carrel, Pitt y Ryan Gosling cuenta la historia basada en el libro de Michael Lewis, sobre cómo Michael Burry (Bale) logra predecir el colapso del mercado inmobiliario y sacar provecho de apostar contra el mercado. El filme está nominado al Oscar por mejor película, Bale por mejor actor de reparto, McKay por mejor director y junto a Charles Randolph por mejor guion y Hank Corwin por mejor montaje.

Inside Job

El documental de Charles Ferguson ganador al Oscar en 2011 por ser el mejor en su categoría, presenta una serie de entrevistas con financieros, políticos, periodistas y académicos que develan las razones de la crisis de 2008 y explican cómo esta situación llevó a la quiebra a varios personajes del sector financiero, como a Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión de EE.UU, lo cual confirmó los temores sobre la estabilidad del mercado financiero del país.

Margin Call

La película de J. C. Chandor es una crítica al sistema capitalista que más allá de explicar las razones de la caída de Lehman Brothers y la burbuja hipotecaria, busca demostrar que las personas del común dependen de un lenguaje que no entienden y de un grupo que desde las instituciones financieras, deciden por ellos. El filme está ambientado en un banco de inversión durante las turbulentas horas previas al colapso de la crisis financiera de 2008.

Too big to fail

En 2011 HBO estrenó este film en la televisión nacional, basado en el libro de no ficción de Andrew Ross Sorkin, "Demasiado grande para caer: la historia de cómo Wall Street y la Casa Blanca lucharon para salvar el sistema financiero (y a ellos mismos)". En la película se da voz a las acciones estatales para enfrentar la crisis de 2008 y cómo hizo para solucionar el problema mediante el Troubled Asset Relief Program comúnmente conocido como Tarp, o PCR.