Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

¿Hizo negocio Aranguren al vender sus acciones?

Shell será un gigante de GNL

Shell será un gigante de GNL

Por recomendación de la Oficina Anticorrupción y en medio de una fuerte presión política, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, vendió hoy su participación accionaria de $ 16 millones en Royal Dutch Shell Plc, empresa de cuya filial argentina fue CEO hasta su incorporación al gabinete de Mauricio Macri, el 10 de diciembre del año pasado.

Desde un punto de vista estrictamente financiero y patrimonial ¿hizo bien el funcionario en desprenderse de sus papeles en la petrolera? Según un operador del mercado, la conveniencia o no de la operación debería vincularse, estrictamente, con el precio con el cual adquirió sus papeles, con la dificultad de que no toda su tenencia tiene necesariamente que haber sido adquirida en el mismo momento, más teniendo en cuenta que un ejecutivo del nivel de Aranguren suele acceder a esas tenencias como parte de su sueldo o, lo que en parte es lo mismo, como resultado de premios o bonos con los que la compañía lo haya remunerado. “La clave es a qué precio las compró y es muy factible que no haya hecho toda la operación al mismo tiempo”, insistió el operador.


Sin embargo, es posible calcular algo así como un costo de oportunidad tomando como período el tiempo que Aranguren lleva en el cargo. Desde este punto de vista, la “resistencia” del funcionario a vender -la oposición lo critica por su condición de ex Shell y por su tenencia de acciones desde por lo menos el cambio de gobierno- le habría granjeado una ventaja.

El funcionario aseguró que concretó la venta en forma electrónica “en los mercados bursátiles en las que cotizan”, es decir en Euronext Amsterdam, donde hoy el papel cotizaba     a 21,51 euros. Si las hubiera vendido al momento de asumir, cuando el papel cotizaba a 19,65 euros, se habría perdido de  ganar casi un 10%. En cambio, si se toma el momento más bajo de la cotización de la acción en 2016, que fue a mediados de  enero, la demora de Aranguren en vender le reportó una ganancia de 29%. El 20 de enero el papel de Royal Dutch Shell Plc en el mercado holandés cotizaba a 16,78 euros. A la inversa, los defensores de Aranguren bien podrían argumentar, en base a trabajos de proyección de la acción, que al habérselo forzado a vender, el funcionario perdió de ganar con vistas a una mejora de la cotización en el futuro. La pregunta que resta es ¿en qué invertirá Aranguren lo que obtuvo por la venta de su tenencia?.