Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Hillary Clinton y la Fed se benefician con la mejora del empleo

Los números del mercado de trabajo estadounidense mostraron un avance en el mes de octubre que beneficiaría a la campaña de la candidata demócrata. Con el nuevo dato, la Fed subiría la tasa en diciembre.

El viernes pasado, la Secretaría de Trabajo norteamericana dio a conocer las cifras del mercado laboral y destacó que se crearon 161.000 puestos de trabajo durante el décimo mes del año y que la tasa de desempleo se ubicó en 4,9%, algo por debajo del 5% que había marcado en septiembre. Si bien ese porcentaje significa que todavía hay 7,8 millones de personas sin trabajo, un dato favorable es que desde hace 87 semanas el número de solicitudes de seguro de desempleo no supera los 300.000, lo que no sucedía desde 1970. Según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, los empleos continúan en alza en las áreas de cuidado de la salud, servicios profesionales y financieros.

El salario también mostró signos de recuperación: en octubre de 2016, los trabajadores ganaron en promedio 2,8% más por hora que en el año anterior. La mejora salarial llevó a que el 12,1% de los desempleados dejaran sus trabajos de forma voluntaria, la proporción más alta desde el inicio de la crisis, en 2007.

En la previa a las elecciones presidenciales de mañana, los datos de empleo positivos son una excelente noticia para Hillary Clinton, que prometió aumentar la cantidad de trabajos bien pagos y lograr el pleno empleo. Es que el candidato republicano, Donald Trump, utilizó a lo largo de la campaña el argumento de la falta de empleo –especialmente entre los jóvenes que buscan su primer trabajo– para criticar a la administración demócrata de Barack Obama, ya que considera que la economía podría reponerse con mayor velocidad si se revisaran las políticas gubernamentales.

En ese contexto, el Secretario de Trabajo estadounidense, Thomas Perez, aprovechó el lanzamiento de las cifras para hacer una defensa de la gestión demócrata de los últimos 8 años: “El reporte de empleo de octubre muestra que la economía americana continuó su sólida recuperación desde la peor crisis económica de nuestra historia, con la adición de 161.000 puestos de trabajo. Las empresas americanas han creado 15,5 millones de empleos desde febrero de 2010 y estamos en la más larga racha de crecimiento de empleo registrada. Estamos muy lejos del momento en que el Presidente Obama heredó una economía en caída libre. En los 3 meses anteriores a su asunción, el mercado de trabajo se deshizo de 2,3 millones de puestos en el sector privado. La tasa de desempleo era de 10% a esta altura del año en 2009”, dijo en declaraciones oficiales.

Más allá de las elecciones, la evolución del empleo es seguida de cerca por la presidenta de la Reserva Federal, Yanet Yellen, quien en septiembre pasado había dicho que esperaba una suba más importante en los salarios que beneficiara a las familias norteamericanas. Sucede que de dicha evolución depende que la Fed suba o no su tasa de referencia. En su comunicado de la semana pasada, la autoridad monetaria consideró: “Si bien la tasa de desempleo ha experimentado pocos cambios en los últimos meses, la creación de empleo ha sido sólida”. Sin embargo, decidió esperar para subir la tasa hasta que hubiera más evidencias de un constante progreso hacia sus objetivos de crecimiento.

Con el panorama que dan las nuevas cifras, los especialistas en mercados internacionales aseguran que en diciembre llegará la tan aplazada suba de tasas: "Si se tiene en cuenta, además, la reciente información respecto del Personal Consumption Expenditure PCE (sin alimentos y energía), el cual marcó un crecimiento interanual en septiembre del 1,7%, próximo al 2% objetivo, todos estos datos claramente aumentan las probabilidades de que en la reunión de diciembre la Fed decida un aumento de tasas de 0,5%-0.75%", afirmó Luis Palma Cané en declaraciones a Portfolio Personal.

Los dichos de Palma Cané siguen la misma línea que los del presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Dennis Lockhart, quien consideró que el informe de empleo ha sido satisfactorio aunque no realizó comentarios sobre cómo procederá la Fed en su próxima reunión. Lockhart sí anticipó que, en caso de haberlo, el incremento de la tasa de interés será “muy gradual de la durante los próximos 2 años”.