Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Havanna buscará financiarse por $ 250 millones en la Bolsa porteña

Luego de tres años de reacomodar la compañía, el fabricante de alfajores y dueño de una de las cadenas de cafeterías más importantes del país sale al mercado local para consolidar su expansión regional. El lunes próximo abrirá al mercado el 17,5% de su paquete accionario

Havanna buscará financiarse por $ 250 millones en la Bolsa porteña

El próximo lunes comenzará la colocación de acciones de Havanna en la bolsa porteña. La empresa dueña de una cadena de cafeterías y fábrica de alfajores hará su desembarco en el mercado local y se convertirá así en la segunda compañía que empieza a cotizar en el Merval en menos de dos semanas.

Luego de 67 años en la industria alimenticia y el crecimiento territorial de su red en las últimas dos décadas, Havanna buscará recaudar $250 millones para financiar su expansión regional.

Las acciones costarán entre $32 y $37. Es decir, que con el equivalente a dos alfajores de dulce de leche, los inversores de la City podrán comenzar a apostar por esta firma.

La colocación, a cargo de Puente, constará de una emisión primaria de 4.270.558 acciones nuevas, lo que representa el 10% del capital de la compañía. Además, habrá una emisión secundaria por otros 3.209.918 papeles, que representan el 7,5% del total que poseen los actuales accionistas de la empresa.

En suma, serán hasta 7.480.476 acciones clase B las que la firma lanzará al mercado.

Luego de la llegada de Supervielle tanto a Bolsa local como internacional dos semanas atrás, el rumor de que Havanna haría lo propio en breve logró captar la atención de los inversores. “El día que se corrió la noticia tuvimos cerca de 90 llamados de fondos de inversión extranjeros interesados en esta acción”, comentó Emilio Ilac, CEO de Puente, quien también adelantó que su firma posee actualmente otros 30 mandatos de compañías locales interesadas en salir al mercado.

Cambio de clima

Desde el primer alfajor frente al Casino de Mar del Plata, allá por 1949, Havanna se expandió hasta convertirse hoy en una empresa con 303 locales en todo el mundo, deseosa de consolidar su expansión regional.

“Cuando entré a la compañía hace once años, los accionistas ya tenían interés por salir a la bolsa”, afirmó Alan Aurich, el CEO de Havanna en diálogo con El Cronista. “Hace aproximadamente dos o tres años ese deseo se transformó en una decisión: salgamos a la Bolsa. Pero para hacerlo hay que cambiar la contabilidad de la compañía, su sistema de reportes y de government para hacerla una empresa extremadamente transparente, que es lo que necesitan los inversores”.

El proceso de “puesta a punto” de Havanna finalizó el año pasado, pero aún así sus accionistas decidieron esperar al final del mandato de Cristina Kirchner para salir a buscar financiamiento al mercado. “Se definió que íbamos a salir con el nuevo gobierno, sea de la bandera que sea. Nosotros no somos políticos: sabemos de vender alfajores”, explicó Aurich, aunque también reconoció: “El gobierno de Macri tiene una alineación mayor con el mundo financiero que lo que se esperaba que hubiera tenido la otra alternativa. Básicamente, los accionistas decidieron salir cuando haya expectativas seguras por cuatro años en adelante”.

En ese sentido, Ilac destacó: “Hubo una convergencia de tasas entre el soberano y el provincial, que hace que tenga mucho más sentido la inversión en este momento. Los inversores comienzan a mirar nuevamente todo lo que es apuestas en la economía real, como es el caso Havanna. Hace dos años atrás, Argentina en el tramo corto de la curva rendía 14,5% o 15%. Con el soberano emitiendo a 7,5, a 7,75% hace que el inversor empiece a evaluar la siguiente alternativa, que la vinculada a la economía real.”