Grecia penalizará a quienes no usen un 30% de sus ingresos en transacciones digitales

El país busca frenar la evasión impositiva. Los ciudadanos de hasta 70 años sólo podrán gastar el 70% de sus ingresos en efectivo o deberán pagar fuertes multas. 

La lucha contra el uso en dinero en efectivo es un fenómeno mundial. No sólo hay razones relacionadas con el costo de la impresión y traslado de los billetes, la seguridad de los ciudadanos; también una economía con mayor uso de cash es una más informal, con menos ingresos para el Estado. Grecia picó en punta y anunció que creará una regla 70/30 para impulsar el uso de transacciones electrónicas entre sus ciudadanos.

Para terminar con la evasión fiscal, el gobierno de Kyriakos Mitsotakis estableció que impartirá considerables multas a los griegos que no manejen por lo menos el 30% de sus ingresos en forma digital.

"Esta es una gran iniciativa el próximo año que generará más ingresos porque (las personas) pagarán la multa o más probablemente debido a los recibos (más altos) del IVA ", dijo Alex Patelis el principal asesor económico del país. Según reveló, con esta medida busca recaudar unos u$s 657 millones por año.

El mensaje es claro: si hay griegos que le escapan a las operaciones digitales para "no dejar rastros" y así evadir impuestos, con esta medida se verán obligados a cumplir con el fisco de una forma u otra. Las personas que no logren cumplir con esta meta, serán multadas por el 22% de lo que les falte para alcanzar este cupo.

Por citar un ejemplo, si un ciudadano gana unos 1000 euros por mes, pero sólo mueve un 15% de esos ingresos en tarjeta de débito, créditos, pagos electrónicos y transferencias bancarias, a fin de año deberá retribuir unos 400 euros en concepto de multa. Sólo quedan exentos de esta iniciativa los mayores de 70 años.

Además, se redujo de 500 a 300 euros el pago máximo que puede hacerse en efectivo.

La medida llega dentro de una reforma fiscal para aprobada el viernes pasado por el parlamento griego, para reducir la carga tributaria, fomentar las inversiones y limitar la evasión impositiva. Más de la mitad de los contribuyentes griegos tiene deuda con el fisco, que en promedio alcanza los 3000 euros.

Tags relacionados