BUSCA IMPULSAR LA EXTERIORIZACIÓN DE CAPITALES QUE LA ÚLTIMA SEMANA APENAS SUMÓ U$S 1 MILLÓN

Gobierno pide a empresas suscribir Cedin para destrabar importaciones

Es una nueva propuesta que varios empresarios recibieron estos días. Así, las compañías pueden liquidar sus dólares (declarados o no) a $ 8 y no los $ 5,4 del mercado oficial

Todos los medios son buenos cuando son eficaces. Solía repetirlo Jean Paul Sartre, ese genio que le dio vida al existencialismo, pero también lo tienen en mente los tácticos del Gobierno, especialmente aquellos que se han encaramado en la madre de todas las batallas: conseguir dólares a cualquier precio. Buscan el verbo se queda corto reforzar las reservas del Banco Central, que ya rondan los u$s 37.000 millones, con una caída de más de u$s 6.000 millones en el año.


Ya lanzado el blanqueo de capitales, y con pobres resultados que hasta ahora han sembrado cierto nerviosismo, en los despachos oficiales se han decidido a impulsar aún más la posibilidad de traer dólares al país. Las elegidas son, obviamente, las empresas.


Hasta ahora, numerosas firmas que traían dólares al país con la finalidad de inyectar dinero de inversión en su negocio, debían venderlos en el mercado oficial al tipo de cambio de $ 5,41. La falta de atractivo que ofrecía este valor muy distante del que cotiza en el mercado informal a casi $ 8 habría impactado negativamente en la decisión de muchas compañías: es que no sólo debían liquidar exportaciones a $ 5,41, sino que también tenían dificultades para girar una parte de esos dividendos al exterior. Como parte de ese sombrío esquema, aquellas firmas que necesitaban importar maquinaria o insumos, también debían enfrentar problemas, ya que usualmente la autorización de las importaciones es restringida como una forma de preservar el superávit de la balanza comercial o, al menos, evitar que entre en deterioro por el egreso de una mayor cantidad de dólares.


Con excepciones, en las últimas semanas el grifo para los importadores parece haberse cerrado aún más. Sólo algunas compañías han logrado sortearlo. La noticia es que, dentro del esquema de premios y castigos, algunos funcionarios han bajado recientemente una propuesta que ya se ha estudiado en las altas esferas jerárquicas: cualquier empresa que traiga dólares y suscriba Cedin o Baade, podrá facilitar sus importaciones. En la traducción, implica que aquél que suscriba al régimen de exteriorización y tenga capitales declarados o no dispuestos para incorporarlos en el régimen podría sumar mérito para que sus importaciones sean autorizadas. En esta línea, para las empresas la propuesta puede funcionar: venderían dólares a un tipo de cambio de casi $ 8, que es el precio de mercado que tendrá el Cedin, de ahí la importancia del mercado secundario.


El Gobierno repite de este modo la regla que impuso Moreno, donde se autoriza la venta de dólares para importación, en la misma medida en que esos dólares son entrados al país de alguna manera, en este caso vía Cedin, señaló


Ya puesta en marcha, la campaña por el blanqueo parece entrar en su fase de aceleración. Con apenas poco más de u$s 1 millón registrado para la primera semana, y un consenso de analistas que lo ve demasiado lento, el Gobierno parece dispuesto a sumarle atractivo a la utilización del Cedin. No sólo le ha dado múltiples funciones adicionales a estos Certificados; también en las últimas horas el Banco Central ha levantado el encaje a los capitales del 30% para que ingrese mayor número de dólares y, lo que es más importante, ha confirmado que el dinero declarado que muchos argentinos guardan en el exterior entra perfectamente en el universo de potenciales aportes, ya que la reglamentación de la exteriorización no se aplica sólo a dinero no declarado aunque la palabra exteriorización así lo sugiera.


Otra avanzada buscará empujar a empresas, cooperativas, fondos comunes de inversión y aseguradoras, que en opinión del Gobierno podrían perfectamente trocar acciones, bonos o divisas depositadas en el exterior por el Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Energético (BAADE) transformándose en una suerte de colocación seudo-compulsiva. Aquí está la apuesta más fuerte: mientras el grueso del mercado indaga con curiosidad de naturalista francés cómo nace y se reproduce esa rara avis llamada Cedin, el Gobierno tiene todas las redes dispuestas en las cercanías del bono BAADE.

Noticias del día

PROGRAMA DE ANSES

Mi Pieza: tras el quinto sorteo, cuándo se cobran los $ 240.000 y para qué se pueden usar