Gastón Ríos: "Las pymes aún pueden financiarse en el mercado local"

En un contexto complicado para el financiamiento de las empresas más pequeñas, Gastón Ríos de Puente cree que no dejan de existir oportunidades. En particular, para emisores en dólares con el apoyo de las sociedades de garantía recíproca

En un año de importante volatilidad cambiaria las tasas de interés en pesos sufrieron alzas importantes. En ese contexto los inversores, dado el fuerte avance del dólar, tienden a priorizar activos en moneda dura. Desde el lado de los emisores, por lo tanto, resulta todo un desafío encontrar financiamiento en moneda local y las pymes están entre las más afectadas. Para conocer más sobre la actualidad de ese segmento, El Cronista accedió al análisis de Gastón Ríos, Head de Capital Markets de Puente, quien sostiene que las pymes aún conservan la posibilidad de financiarse en el mercado de capitales.

- ¿Cuál es la situación actual del mercado primario de emisiones corporativas?

- Desde Puente vemos oportunidades para los emisores de deuda en dólares. Y especialmente para las pymes, que conforman un sector que puede hoy tomar ventaja de la normativa de Comisión Nacional de Valores que permite el acceso al financiamiento en términos competitivos y con un proceso expeditivo, acompañadas tanto por el mercado como por las sociedades de garantía recíproca (SGR). En particular, las emisiones pyme avaladas en dólares captan mucha atención al unir un papel garantizado con el mercado institucional y retail, que son quienes buscan spread sobre el soberano y el aval de las SGR. Por el lado del financiamiento en pesos, éste debería reacomodarse a medida que ajusten los rendimientos en moneda local de los bonos soberano y Lebac, además de la inflación.

- Se frenaron las emisiones de grandes compañías en los últimos meses.

- A estas tasas, las corporativas observan que no es el escenario ideal para salir con bonos globales de volumen, por cuestiones de profundidad de mercado y rendimiento. Y esa decisión pueden tomarla porque tienen la capacidad de acceder a otras herramientas para cubrir sus necesidades de financiamiento. El rendimiento del soberano y las Lebac pega directamente en el costo de financiamiento de las empresas. En este contexto en el que observamos el menor volumen del mercado primario desde enero de 2010, las empresas grandes con emisiones locales en dólares y las pyme avaladas por las SGR logran acceder a un mercado de otra forma inhabitado.

- El gobierno buscará financiarse con mayor frecuencia en el mercado local. ¿Creés que eso desplazará a las pyme?

- Mayores emisiones del soberano en el mercado local no necesariamente implican desplazar la emisión de crédito privado en Argentina. Es decir, no porque salga el Gobierno al mercado se va a agotar el espacio para que las compañías logren financiarse en el mercado doméstico, ya que se trata de créditos distintos y una cartera bien administrada incorpora diferentes riesgos. Pero ahí es donde se observa manifiestamente el profesionalismo de la entidad a cargo de la distribución: resulta clave el monitoreo y la inmediatez con el mercado; el colocador deberá analizar si esa es la mejor semana para cruzarse con una emisión de Letes, por ejemplo, o resulta conveniente atrasar la transacción unos días o semanas. Al emitir en el mercado local el soberano no elimina la liquidez sino que pone una clara referencia al valor, pudiendo causar el movimiento hacia arriba de la curva corporativa y que los emisores decidan no convalidar otros niveles de rendimiento.

- ¿Qué tasas en dólares se manejan para los corporativos en la actualidad?

- El soberano es la referencia sobre la que el mercado pone un precio a los demás papeles. Cuando una Lete rinde el 5%, el corporativo necesariamente va a estar más arriba.

- A estas tasas, las emisiones en pesos están cerradas.

- El financiamiento en pesos es complejo y su conveniencia dependerá del negocio de la emisora. Los valores de deuda "AAA" de los fideicomisos han superado el 50% de tasa y hoy una Lebac en el secundario a 20 días está en niveles de 45%.

- ¿Dónde ves oportunidades para las pyme?

- Hoy en día el emisor de dólar se encuentra con el inversor de dólares. Desde el lado emisor, financiarse en pesos resulta ineficiente para la mayoría de las empresas, y el mercado está más volátil ya que depende en gran medida de la liquidez de los fondos y de inversores que solo pueden adquirir pesos. Por lo tanto desde Puente vemos que el escenario actual de interés por emisiones en dólares ante la poca participación de grandes compañías, deja espacio para que las pyme avaladas puedan financiarse en el mercado.

- ¿Por qué?

- Continuando este análisis, el dólar no es ajeno a la idiosincrasia ni los planes de inversión o renta de emisor, inversor o accionista argentino. El financiamiento en dólares, tanto desde la óptica del tomador como del acreedor, es una herramienta que ambas partes conocen y entienden. Además, los montos en dólares que emite una pyme no suelen ser significativos. Muchos de los emisores tienen calzado el financiamiento con su flujo de venta en dólares, o el endeudamiento no les resulta significativo desde su patrimonio o volumen de ingresos, y se sienten más cómodos manejando su financiamiento en dólares que convalidando tasas por encima del 50%. Y desde el inversor se vió una fuerte dolarización de carteras. Esos inversores están buscando productos en dólares, idealmente entre 12 y 18 meses o con una duration inferior a eso.

- ¿El aval de las SGR qué papel juega para las pyme?

- Para las pyme, el aval de la SGR resulta fundamental. El aval reduce el riesgo para el inversor y le da a la pyme el empuje necesario para poder acomodarse en la liga de los grandes emisores y financieras en el mercado con tasas competitivas. Al emitir en el mercado con el aval de la SGR se dan dos cosas positivas para la compañía de forma simultánea. En primer lugar, el financiamiento propiamente dicho. Es decir, el aval de la SGR da al emisor pyme la posibilidad de financiarse a una tasa mejor que en el sistema bancario o informal. En segundo, la emisora también gana una mejor y mayor exposición ante posibles fuentes de financiamiento. Dentro de los 20 días de emitido, el banco que aún no le abrió una línea de crédito a la pyme, probablemente pase a tenerla en el radar. Es decir, la compañía gana reputación en el mercado, obteniendo mayor y mejor atención, con mayores posibilidades de financiamiento.

- Para lo que es el financiamiento en el mercado, ¿aún estamos en medio de la tormenta o ya nos acercamos al final?

- Me encantaría tener una respuesta a esa pregunta, pero no estoy seguro de poder. Creo que hay que intentar hacer foco en lo inmediato y lo palpable. A los efectos del financiamiento en pesos, debemos esperar a que haya un ajuste en las tasas de referencia, es decir en los rendimientos de Lebac y una suba en el precio de los bonos. Ese camino seguramente será un proceso y la baja no será abrupta, pero la tendencia pareciera haber iniciado. De todas maneras, la pyme avalada tiene una hoy una oportunidad, ya que tienen el espacio. El contexto de mercado hace que una empresa High Grade elija no salir al mercado y los inversores ven a las pyme avaladas como un producto sustituto gracias al aval de las SGR, y con mayor rendimiento que una Lete.

Temas relacionados
Más noticias de mercado

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés