Ganancias del Central en 2019 le dieron aire contable para seguir con alta emisión

El cambio en la forma de valuación de las Letras Intransferibles amplió una de las vías de financiamiento al Tesoro. 

El 7 de enero último, cuando los devastadores efectos económicos del coronavirus no se vislumbraban aún en el horizonte de la Argentina, el Banco Central (BCRA) informó que su directorio había aprobado “la adecuación del valor contable de las Letras Intransferibles . Difícilmente el BCRA haya imaginado, en ese entonces, la importancia que tendría esa medida en el contexto actual.

Es que de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 62 de la Ley N° 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, la entidad había determinado que “tanto la tenencia de Letras Intransferibles vigentes, como las Letras a emitirse serían registradas en los Estados Contables del BCRA a su valor técnico y no a su valor de mercado. De esta manera, el por entonces flamante presidente del BCRA Miguel Ángel Pesce revertía la forma en que se contabilizaban las Letras Intransferibles desde 2018, y retomaba así la forma en que se valuaban antes de la llegada del macrismo al poder, en 2015.

En aquellas primeras semanas de enero, ante el cambio contable, el BCRA sumó al activo de su balance u$s 36.900 millones. Y diversos analistas le habían adelantado a El Cronista que la entidad tendría mayor margen para financiar al Tesoro mediante transferencia de utilidades.

El viernes último, cuatro meses y medio después, el BCRA publicó su balance contable para 2019. Y gracias a cambiaron la valuación de las Letras Intransferibles, se generó un ganancia contable de $ 1,6 billones. “Entre las utilidades del ejercicio de 2019 y las que quedaron sin distribuir del ejercicio 2018, el Banco Central podía emitir casi $ 2 billones. Como ya usaron unos $ 600.000 millones, quedan cerca de $ 1,4 billones para girarle al Tesoro. Y eso sin contar los adelantos transitorios , indicó el economista Matías Carugati, de Seido.

A grandes rasgos, el BCRA tiene dos formas para prestarle pesos al Tesoro. La primera son los adelantos transitorios, que tienen un límite legal que figura en su Carta Orgánica y que ya ha sido exprimido por completo. La otra vía es el giro de utilidades de años anteriores. Es decir, las ganancias de la entidad, que surgen del balance.

El cambio de valuación para las Letras Intransferibles lo que hizo, entonces, es engrosar ese balance. Al volver al valor de emisión, que es más alto, la valuación de los activos del BCRA creció, dándole así más posibilidades al BCRA de asistir al Tesoro y llevar a cabo una política expansiva mayor.

Cuando se hizo este cambio de valuación, se hizo con otro plan fiscal. Pero lamentablemente terminó ayudando. Si bien la emisión tiene riesgos y puede tener consecuencias inflacionarias, sin esas políticas expansivas la situación sería mucho peor. Hoy necesitamos un plan fiscal expansivo para el cual no tenemos financiamiento, y entonces este cambio contable nos ayuda. Pero no deja de ser un tema que habrá que atender por otras vías , analizó Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina.

Por su parte, Martín Vauthier, director de EcoGo, aclaró: "El BCRA puede transferir la totalidad de la ganancia si así lo quisiera. Hay un límite, que dice que las utilidades que no sean capitalizadas tienen que asignarse a un fondo de reserva general, y eso tiene que cubrir al menos la mitad del capital del BCRA. Eso a fin de 2019 estaba cubierto, con lo cual eventualmente queda todo disponible para transferirse. Pero habrá que ver qué decisiones se toman, si una parte se capitaliza o no. Por ahora se transfirieron en lo que va del año $ 600.000 millones, un 37% de ese total".

Carugati, sin embargo, explica que “todavía quedan sin repartir utilidades de 2018 , lo que da la pauta de que “no necesariamente lo van a repartir todo ahora .

Y pensando hacia adelante, analizó: “El tema será la estrategia de salida. En la medida es que la cuarentena se levante, que la actividad empiece a tratar de volver a la normalidad y que el propio Gobierno empiece a desarmar alguno de los programas que fue lanzando ahora, el BCRA también tendrá que ver qué hace con toda esta liquidez. Estamos hablando de entre 4 y 6 puntos del PBI que emitiría en unos pocos meses, y van a tener que ver cómo se absorbe. Pensar que todo lo va a absorber la demanda de dinero me parece irreal, es depositar la esperanza en el lugar equivocado .

Tags relacionados
Noticias del día