SE PUEDE DIRECTAMENTE ADQUIRIR SUS PROPIAS LEBAC Y AS AHORRAR COMISIÓN

Fondos comunes de inversión cobran hasta más del 3% por comisiones

El más barato cobra 1,5% anual y el más caro 3,125% anual. Hay que sumarle los costos de custodia, que rondan entre 0,3% y 0,6% anual. Gastos operativos ocultos

"Preguntarle a un broker si te conviene comprar una acción es como preguntarle a un peluquero si te conviene cortarte el cabello". La frase de Warren Buffett viene a cuento porque muchas veces los asesores pueden recomendar nuevos bonos o acciones no porque realmente sea lo mejor para el portafolio del cliente, sino porque el incentivo en el cobro está puesto en generar rotación. Lo que cada inversor debería hacer es conocer al detalle cuál es el sistema de cobro para poder entender cuales son los incentivos del asesor.

"Los fondos suelen cobrar tarifas que rondan entre 2% y 3% anual que ya se descuentan del rendimiento del fondo, mientras que en el exterior los ETFs pueden arrancar en 0,09%, como como es el caso del SPY, que sigue al índice S&P 500. En Argentina todavía no se negocian ETFs pero hay ciertos fondos comunes de inversión con poca complejidad que se pueden evitar, como fondos de Lebac. El inversor puede directamente adquirir sus propias Lebac que tienen liquidez en todo momento y así ahorrarse el 2% de comisión del fondo", explica Daniela Wechselblatt, CFA, asesora financiera en DW Global Investments.

Esto se debe a la poca difusión que existe de los costos y comisiones que cobran y de la poca concientización sobre cómo éstos inciden directamente en contra de la rentabilidad que se lleva el inversor a su bolsillo.

"Hace décadas está demostrado que quienes manejan los fondos de inversión no agregan valor en lo que tiene que ver con saber comprar antes que el mercado suba, o saber vender antes que baje. De ahí que en el mundo ya está más que claro que si un fondo quiere ser el líder en rentabilidad debe sí o sí bajar sus costos de administración, los de custodia y los operativos", alerta Mariano Sardáns, CEO de FDI.

Si los inversores estuviesen informados sobre este detalle, claramente empezarían a elegir a los más baratos del mercado dentro de cada categoría de inversión. Sin duda se fomentaría a que usen aquellos que son más eficientes a la hora de administrar su dinero, lo cual redundaría en una caída radical de los sobrecostos que hoy se cobran en Argentina.

Sardáns analiza los famosos fondos T+1 (invierten en Lebac y otros), que son los que tratan de brindarle al ahorrista una rentabilidad por lo menos similar a la tasa de inflación: "Vemos una alta disparidad entre ellos en lo que respecta al cargo de administración; en un extremo tenemos al más barato que cobra un 1,5% anual, y en el otro, a uno que cobra el 3,125% anual. A este costo hay que sumarle los costos de custodia, que rondan entre el 0,3% y el 0,6% anual. Ambos costos se le restan al fondo diariamente de su tenencia, o sea que todos los días se le cobra una parte de estos dos cargos".

Los gastos operativos son aún una caja negra sobre la que ningún fondo está obligado a transparentar o reportar. Este costo es lo que en el mundo se conoce como expense ratio, el cual incluye los costos en los que incurre el fondo cada vez que compra o vende un título; o sea, las comisiones bursátiles en las que incurre al operar la cartera del fondo.

El gasto operativo se calcula como el gasto anual en el que incurrió el fondo en relación al patrimonio promedio que tuvo en igual período; que también se reporta en porcentuales. Claramente da un indicio de qué tan eficiente fue el administrador del fondo en evitar pagar comisiones en forma innecesaria.

Si su política es invertir en títulos y a plazos que respeten los flujos de fondos y necesidades financieras de los clientes y sólo vende llegado el caso de que éstos cambien o haya oportunidades que claramente representen un arbitraje, el gasto operativo va a ser muy bajo.

Si por el contrario tiene incentivos para realizar compras o ventas innecesarias que solamente benefician a los que reciben comisión por ello, el gasto operativo va a ser muy grande. Se calcula que el costo operativo de un fondo T+1 puede estar en el orden del 0,6% anual promedio.

En FDI advierten que los FCI más caros son los que pertenecen a grupos bancarios. Y no sólo son los más caros, sino también los más grandes en cuanto a los activos que administran: "Sin dudas, a la desinformación que tienen los ahorristas respecto a la incidencia negativa de los costos, se les suma que los bancos tienen clientes cautivos, ya que sí o sí los necesitan para cobrar sus sueldos, cheques o transferencias que les pagan sus empleadores o clien-tes".

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés