Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Fitch mejoró la nota de parte de la deuda argentina, pero el resto sigue considerada en default

Fitch mejoró la nota de parte de la deuda argentina, pero el resto sigue considerada en default

La calificadora de riesgo Fitch mejoró la nota de los bonos argentinos a largo plazo emitidos en pesos, aunque sólo para pasarla de la categoría de “riesgo sustancial” a la de “altamente especulativos”. La misma mejora (de “riesgo sustancial” a “altamente especulativa”) anotó para la calificación del país. Pero mantuvo en “default selectivo” a los títulos emitidos en moneda extranjera, tanto a corto como a largo plazo.

El comunicado de la calificadora destaca que el upgrade responde a “la mejora de la consistencia y sostenibilidad de las políticas argentinas, la reducción de las vulnerabilidades externas y la esperable reducción de restricciones fiscales”. Pero señala como contrapartida una “liquidez externa relativamente débil”, un bajo rendimiento macroeconómico comparado con países similares y el “deterioro de las cuentas públicas en los últimos años”.

Según Fitch, el levantamiento del cepo y la flexibilización cambiaria ayudaron a mejorar la capacidad de la economía para absorber shocks externos, reducir la presión sobre las reservas y, sobre todo, poner fin a las distorsiones cambiarias, evidentes en la brecha creciente entre el dólar oficial y el blue que había hasta el final de 2015.

El reporte menciona la necesidad de que un mejor acceso al financiamiento permita que la emisión deje de ser una fuente de ingresos para el fisco, reduciendo las presiones inflacionarias.

Y aunque menciona el aumento de las reservas hasta los u$s 29.000 millones por la liquidación de los agroexportadores y los intercambios con bancos extranjeros, también advierte el ratio de liquidez internacional, estimado en 55,7%, sigue siendo bajo comparado con otros países con calificación similar.

La ratificación del “default selectivo” para el resto de la deuda se debe a que siguen impagos los bonos del canje bajo legislación extranjera cuyo pago fue interrumpido en julio de 2014 en el marco de los reclamos de los fondos buitre.

Los principales factores que según Fitch podrían mejorar la situación crediticia de la Argentina son una consolidación fiscal más rápida que la prevista y un profundización del financiamiento de fuentes privadas; el fortalecimiento ante riesgos externos y la consolidación de un marco de políticas económicas que permitan mejorar la performance frente a países similares.

Del otro lado, los riesgos principales son la reemergencia de presiones financieras que impidan consolidar las cuentas públicas o encontrar fuentes privadas y una mayor erosión de las reservas.