Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Fitch baja la calificación de Brasil aún más dentro del terreno de los bonos basura

Lo hace a una semana de la votación en el Senado. La nota podría subir rápidamente si el Gobierno adopta medidas para reducir la creciente carga de su deuda

por  REUTERS

0
Fitch baja la calificación de Brasil aún más dentro del terreno de los bonos basura

Fitch Ratings bajó la calificación crediticia de Brasil aún más dentro del terreno especulativo, al citar una contracción económica más profunda y cambios de metas fiscales que dañaron la credibilidad del país. La agencia recortó la nota soberana a ‘BB‘ desde ‘BB+‘ con un panorama negativo, una semana antes de la votación en el Senado en la que se espera que aleje a la mandataria Dilma Rousseff de su cargo.


Fitch le quitó a Brasil el grado de inversión en diciembre, siete años después de que el auge de las materias primas la había llevado a ese escalafón. La calificadora aseguró que el panorama se ha debilitado aún más desde diciembre, con una esperada contracción económica de 3,8% este año debido al "alto nivel de incertidumbre política", así como un deterioro en los mercados laborales y una desaceleración en el mayor socio comercial de Brasil, China.


El director de Fitch Brasil, Rafael Guedes, dijo que el deterioro del panorama económico de Brasil es similar al de Argentina en 2001. Sin embargo, agregó que la nota del país podría subir rápidamente si el Gobierno adopta medidas para reducir su creciente carga de deuda.


En febrero, Moody’s recortó la calificación de Brasil en dos escalones hasta la categoría especulativa. S&P mantiene la nota de ‘BB‘, dos peldaños por debajo del grado de inversión.