Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Exportadores podrán financiar a clientes

El cambio normativo que extendió de uno a cinco años el plazo de liquidación de las exportaciones permitirá a las empresas argentinas dar financiamiento a sus clientes del exterior, generando una herramienta de desarrollo para intensificar el comercio internacional, en un contexto de expansión de los préstamos para el sector exportador, explicó ayer el Banco Central en un comunicado.
"De esta manera, un exportador argentino, ya sea una gran empresa o una pyme, podrá prefinanciar su exportación en el sistema financiero local y, a su vez, otorgar financiamiento a sus clientes hasta un plazo máximo de cinco años, mejorando claramente su competitividad y la posibilidad de ganar nuevos clientes y mercados", especificó. La modificación regulatoria fue introducida por la resolución 242 de la secretaría de Comercio del Ministerio de la Producción, que dispuso el alargamiento del plazo para liquidar hasta cinco años para las exportaciones de bienes de cualquier tipo.
Los créditos en dólares vienen registrando un fuerte crecimiento, en particular aquellos ligados al comercio exterior, como los documentos a sola firma. El stock de préstamos en dólares al sector privado se ha incrementado en u$s 4.500 millones, aproximadamente un 150%, desde el comienzo de 2016.
Además del efecto positivo de la unificación cambiaria dispuesta por el BCRA en diciembre pasado, el crédito en dólares se benefició con la decisión normativa del BCRA de extenderlo a aquellas empresas que comercialicen productos con precios dolarizados, y no limitarlo solamente a las operaciones de prefinanciación de exportaciones. Vale aclarar que esta decisión, vigente desde febrero, no modificó la regla de no otorgar préstamos en divisas a quienes no las generan, de manera de evitar el descalce de monedas.