Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Europa redujo a 0% la tasa de interés y amplió la compra mensual de deuda

El BCE decidió reducir su tasa en 5 puntos básicos, hasta el 0%, y elevó de 60.000 millones a 80.000 millones de euros la compra de deuda a partir de abril. Sin embargo, el jefe de la entidad, Mario Draghi, borró el entusiasmo del mercado al adelantar que no creía posible más rebajas en la tasa de depósitos. La consecuencia fue un encarecimiento del euro ante el dólar y caída de las bolsas de hasta 2,3%

Europa redujo a 0% la tasa de interés y amplió la compra mensual de deuda

El Banco Central Europeo (BCE) anunció una serie de estímulos monetarios para evitar la deflación e impulsar el crédito y el crecimiento económico, entre los que incluyó la rebaja de su tasa de interés a 0% y la ampliación del volumen mensual de compra de deuda en 20.000 millones de euros.


El organismo monetario de la zona euro decidió reducir su tasa rectora en 5 puntos básicos, hasta el 0%, y paralelamente informó que va a ampliar el volumen mensual del programa de compra de deuda hasta 80.000 millones de euros, a partir de abril próximo. También bajó 10 puntos básicos la facilidad de depósito, a -0,4%, y su tipo marginal -el que usan los bancos para tomar prestado dinero al BCE en un día- cayó a 0,25% desde el 0,3%.


Si bien el plan había sido bien recibido por el mercado, e incluso había sido calificado de "audaz", el presidente del BCE, Mario Draghi, sugirió tras el anuncio que no habrá más rebajas de tasas y así borró el entusiasmo inicial. Draghi descartó una estructura escalonada de tasas de depósito, un sistema ya usado en Suiza y Japón para animar el préstamo a las empresas, al tiempo que penaliza a los bancos que guardan demasiado dinero.


"Las tasas seguirán bajas, muy bajas, durante un periodo de tiempo extendido y mucho después del horizonte de nuestras compras", comentó Draghi en conferencia de prensa. En la misma línea, agregó: "Desde la perspectiva de hoy y teniendo en cuenta el apoyo de nuestras medidas al crecimiento y la inflación, no prevemos que sea necesario reducir más las tasas".


Estos comentarios impulsaron al euro hacia ganancias no deseadas frente al dólar e hicieron que las bolsas europeas revirtieran sus avances, al punto de terminar con bajas de hasta 2,3%.
Después del anuncio, la moneda común se negociaba 1,6% a la baja. De la misma manera, el índice de referencia alemán, el DAX, ganaba un máximo intradiario de 2,8%, operando muy cerca de la barrera de los 10.000 puntos. Pero el cierre fue otro: el euro creció hasta su máximo en tres semanas para luego cerrar levemente por debajo de la marca, a u$s 1,112, un 1,1% positivo, mientras que el DAX perdió 2,3%.


Esperando revivir la actividad corporativa y las inversiones, el BCE dijo que empezaría a comprar deuda corporativa e, incluso, se ofreció a pagar a los bancos para que concedan préstamos a las empresas de la atribulada zona euro, en un intento de reactivar el crecimiento y conjurar la amenaza de la deflación.


La entidad lleva tres años intentando empujar al alza la inflación hacia su objetivo, gastando 700.000 millones de euros en compra de activos solo en el último año. Sin embargo, no ha servido de mucho por la debilidad de la inversión, el alto desempleo, la elevada deuda y un descenso de la productividad en la economía.


Por otro lado, cabe destacar que estas decisiones van en camino contrario a lo que decidió últimamente la Reserva Federal de los Estados Unidos, que subió la tasa de interés de referencia tras observar que la economía norteamericana muestra señales de recuperación.