U$D

VIERNES 14/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Euro: cerró en 1,125 por dólar y se desinfla a mínimos de 2017

Euro: cerró en 1,125 por dólar y se desinfla a mínimos de 2017

El euro registró otra baja en la jornada de hoy y cerró en 1,125 por dólar en Frankfurt, desde los 1,1356 dólares que había cotizado en la jornada anterior.

Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el tipo de cambio de referencia del euro en 1,1265 dólares, según un despacho de la agencia EFE.

Esta cotización significa una caída a niveles que la moneda europea no registraba hace más de un año. 

Contexto: el Brexit, en el foco del desinfle

La falta de avances en las negociaciones amenaza con un Brexit caótico y dispara la incertidumbre política. El dólar sale reforzado, y el euro bajó de 1,13 dólares por primera vez desde junio de 2017. La libra se acerca a su número más bajo del año.

El ejercicio 2018 llega a su recta final con el dólar en niveles impensables en el comienzo del año. El dólar cerró 2017 con sus mayores caídas anuales frente al euro desde 2003, y los descensos continuaron en el arranque del nuevo ejercicio. El mes de febrero fue el origen de una remontada que persiste nueve meses después.

La cotización del dólar derriba hoy otro nivel en su escalada. En una jornada semifestiva en EE.UU., el euro bajó hoy de los u$s 1,13 por primera vez desde junio de 2017. En las últimas semanas la divisa comunitaria había logrado frenar sus caídas en el umbral de los u$s 1,13, resistiendo por encima de los u$s 1,1301 contabilizados el pasado 15 de agosto.

En los últimos nueve meses, desde que el euro tocara máximos anuales en u$s 1,255 el 16 de febrero, la divisa comunitaria acumula un descalabro superior ya al 10%. En el acumulado del año el revés se sitúa en el 6%.

El pinchazo de la libra frente al dólar supera igualmente el 10% desde sus máximos anuales, aunque la caída se ha producido en un plazo más breve que la del euro, en siete meses, concretamente desde los 1,437 dólares contabilizados el pasado 17 de abril.

Sólo en la sesión de hoy la libra perdía hasta un 1% en su cruce con el dólar. La divisa británica no sólo se aleja de la barrera de los 1,30 dólares, sino que cae hasta los 1,28 dólares, a un paso de sus mínimos del año, los 1,266 dólares del pasado 15 de agosto.

Sin acuerdo sobre el Brexit

A medida que pasan las semanas y avanza la cuenta regresiva para llegar a un acuerdo sobre el Brexit, crece en el mercado el temor a un nuevo terremoto político.

La opción de un 'Brexit caótico' cobra fuerza, y amenaza con alterar las perspectivas económicas tanto de Reino Unido como de la eurozona. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, sostiene aún que "no habrá un Brexit sin acuerdo porque sería catastrófico". Un eventual fracaso en las negociaciones supondría un mazazo más allá de su impacto económico.

La falta de avances pone en jaque la continuidad del Gobierno de Theresa May. El liderazgo de la primera ministra británica está cada vez más cuestionado, y la prensa británica aviva de nuevo las especulaciones sobre una creciente división en el seno de su propio partido.

La incertidumbre sobre el rumbo de las negociaciones sobre el Brexit, incluso sobre la continuidad del Gobierno de Theresa May, eclipsan las perspectivas de una política monetaria más agresiva por parte del Banco de Inglaterra.

Los planes del Banco Central Europeo de aprobar a final de año una primera subida de los tipos de interés también podrían verse alterados por la incertidumbre derivada del Brexit. La incertidumbre se agrava en su caso por el persistente desafío que mantiene el Gobierno italiano con Bruselas. La negativa a modificar su objetivo de déficit del 2,4% para 2019 mantiene la confrontación con la Comisión Europea.

Elecciones y Fed

Al otro lado del Atlántico, la semana pasada incluía dos citas clave para determinar las opciones de continuidad en la escalada del dólar, y las dos reafirmaron las apuestas alcistas de los inversores en la cotización de la divisa estadounidense.

La Reserva Federal de EE.UU. mantuvo a grandes rasgos sus mensajes optimistas sobre la evolución de la economía estadounidense, a pesar de las últimas turbulencias en los mercados. Sus previsiones, por tanto, siguen contemplando una nueva subida de los tipos de interés en la reunión de diciembre, y al menos dos subidas adicionales en 2018.

Las elecciones legislativas celebradas la semana pasada en EE.UU. no alteraron la hoja de ruta de la Fed. El mercado ya dio su visto bueno al nuevo escenario político, que deja el Congreso en manos de los Demócratas, y el Senado controlado por los Republicanos. Los analistas consideran que esta situación servirá de contrapeso para limitar nuevas medidas polémicas y heterodoxas por parte de Donald Trump.

FUENTE: EXPANSIÓN Y EFE

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés