U$D

MARTES 23/04/2019

Euro rozó los u$s 1,23, el pico de tres años por optimismo económico

La moneda común subió porque Draghi podría ajustar la política monetaria. La compra de bonos podría finalizar después de septiembre, según un funcionario del BCE

Mario Draghi, jefe del BCE, podría poner fin a las compras de bonos

Mario Draghi, jefe del BCE, podría poner fin a las compras de bonos

El euro tocó un máximo de tres años frente al dólar, animado por un creciente optimismo económico en la zona euro y expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) ajuste su política monetaria.

El alza de la divisa europea frente a un dólar en general más débil respondió a la mejora del panorama económico en la zona euro. Así, más inversores reacomodaron sus carteras hacia la región, lo que provocó que el euro haya operando en su nivel más elevado desde fines de 2014 frente a una canasta de divisas.

La moneda común subió 0,5%, a 1,2258 por dólar, tras tocar un máximo de casi 1,23 dólares, una tendencia en línea con las ganancias obtenidas la semana pasada después de que el BCE dijera que podría revisar su postura de comunicación a comienzos de 2018. Esta referencia incrementó las expectativas de que las autoridades se estén preparando para reducir su programa de estímulo.

De hecho, ayer el funcionario de la entidad y jefe del banco central de Estonia, Ardo Hansson, le aseguró a un medio alemán que el BCE podría terminar con su programa de compra de bonos por 2,55 billones de euros de una sola vez después de septiembre si la economía y la inflación siguen como se espera. "Si el crecimiento y la inflación evoluciona más o menos en línea con las proyecciones, ciertamente podría ser concebible y apropiado terminar con las compras después de septiembre", publicó ayer el Boersen Zeitung. En sintonía, agregó: "Creo que podríamos llegar a cero (compras mensuales) de una vez sin problemas", dijo Hansson, señalado por analistas como un potencial candidato a reemplazar al economista jefe del BCE, Peter Praet, el próximo año.

El organismo que preside Mario Draghi había indicado que un primer cambio en las tasas podría ocurrir después del fin de la compra de bonos, una señal que los mercados interpretan como entre tres y seis meses. Las expectativas de un alza de tasas ya habían subido la semana pasada y cualquier señal de un rápido término del programa podría impulsar aún más las apuestas del mercado.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés