Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Estudiar inglés: crece el número de ejecutivos que viaja a Londres y paga con pesos argentinos

Varias compañías ofrecen incentivos puntuales en la industria financiera para estudiar inglés: pueden pagar el viaje, la estadía y las clases en pesos, a la cotización del dólar oficial, y además con tarjeta de crédito en 12 cuotas mensuales, de modo de terminar de pagarlo recién luego de terminado el curso y con un año de plazo

Quien tiene pesos en su bolsillo y quiere convertirlos a dólares no tiene muchas opciones. Para poder cambiarlos al precio oficial, deberá tener la autorización de la AFIP y, si lo logra, sólo podrá ser por un monto limitado. Al reducirse el mercado del dólar paralelo, se le achican las posibilidades de cambiar los billetes, incluso pagando un sobreprecio.
Ante este escenario, y para no perder contra la inflación, son cada vez más los que optan por el consumo. En este sentido, la estrategia para el ahorro del consumidor consiste en darse ciertos gustos, siempre cuando le tomen la cotización del dólar oficial. Uno de los segmentos que se adelantó para captar a este público fue el de los agentes de viajes de turismo, en especial los dedicados a la capacitación de idiomas en el extranjero. Este fue el motivo principal por el cual aumentó un 25% la cantidad de profesionales de Finanzas que irán este verano a capacitarse en inglés a Londres.
El incremento se debe a un incentivo puntual que atrajo a muchos jóvenes profesionales que se desempeñan en la industria financiera: pueden pagar el viaje, la estadía y las clases en pesos, a la cotización del dólar oficial, y además con tarjeta de crédito en 12 cuotas mensuales, de modo de terminar de pagarlo recién luego de un año.
Las clases de inglés en Inglaterra sirven para perfeccionar el nivel de inglés y aprender in situ la jerga financiera. Incluso, varios ejecutivos aprovechan algún viaje de negocios que tengan para extender su estadía y mejorar su nivel de idioma. El atractivo principal es que tienen clases individuales durante la mañana con un profesor, que varía cada día de la semana, para que el alumno no se aburra y le sea más entretenido. Además, para que se acostumbre a diferentes tipos de pronunciaciones y de métodos de enseñanza. Las lecciones son a medida, de acuerdo a las necesidades de cada profesional, para superar sus carencias.
“Algunos hacen foco en distintos aspectos de la gramática para el armado de presupuestos financieros, otros en negociaciones orales que suelen tener muy a menudo, y hay quienes prefieren concentrarse en las presentaciones que deban hacer próximamente ante sus jefes”, explica Verónica Ferreyra, directora ejecutiva de Interlatina.org, empresa que comercializa estos programas en la Argentina. La empresa EF, también tiene cursos donde un tercio de las clases son de negocios, con casos de Harvard Business School. En el caso de Interlatina, las clases son de cuatro participantes, de modo de hacer ejercicios de role play, con simulaciones de situaciones típicas del mundo bursátil, e interactuar en un ambiente multicultural con ejecutivos de distintas nacionalidades, pero siempre orientados a las Finanzas. De esta forma, el networking que se logra es clave para agrandar la red de contactos internacionales del ejecutivo. Así, podrán lograr más confianza en su comunicación verbal, para poder comunicarse con mayor fluidez. También se busca agrandar el vocabulario de negocios y una buena comprensión de textos. Además, se trabaja en mejorar el lenguaje escrito en los correos electrónicos que los banqueros deben enviar a diario a sus clientes, ya sea como alternativas de inversión o bien como manejo del portfolio.