Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Este año, uno de cada 5 dólares emitidos por emergentes es argentino

Las emisiones de deuda, soberana, provincial y corporativa de la Argentina despegaron este año, especialmente tras el acuerdo con los holdouts y ya representa el 20% del total emitido por los países emergentes. Advierten sobre riesgo de "indigestión" de activos argentinos

Este año, uno de cada 5 dólares emitidos por emergentes es argentino

Tras quince años de alejamientos de los mercados, en lo que va de 2016, la Argentina ya emitió u$s 21.000 millones, un total que abarca las colocaciones del Gobierno Nacional, las provincias y las incipientes emisiones corporativas. Aunque los inversores globales sostienen que el apetito por activos locales es grande, algunos analistas advierten que ese "apetito", podría desencadenar en una "indigestión" por el país. Según datos de JPMorgan, en la última semana las tasas de los títulos soberanos tuvieron su peor racha desde comienzo de año.


El exceso de demanda por riesgo argentino tras la megacolocación soberana de u$s 16.500 millones, la más grande en la historia de los mercados emergentes, abrió camino para que las gobernaciones provinciales y las empresas locales puedan salir al mercado internacional. Sin embargo, ahora el hambre por riesgo local podría comenzar lentamente a apagarse.


"Con un leve exceso en el mercado emergente, los nuevos colocadores deberán mejorar la prima para atraer nuevos inversores", señaló a Bloomberg Siobhan Morden, estratega de renta fija de América Latina de Nomura Holdings Inc.


En línea con esta observación, hay que recordar que las emisiones argentinas en lo que va del año han convertido al país en el mayor emisor en los mercados emergentes, lo que representa alrededor del 20 por ciento del total. Y ese número podría incrementarse antes de diciembre, cuando se concreten las colocaciones pendientes de Salta, Santa Fe, Chubut y Tierra del Fuego.


Mientras las tasas argentinas se han contraído un 25% en los últimos doce meses, la reducción más grande para los países emergentes después de la deuda de Ucrania, las ganancias de los bonos nacionales han caído en las últimas semanas. Lo mismo ocurre con los títulos provinciales, como por ejemplo los bonos emitidos por Córdoba el último 2 de junio, que perdieron 1% la semana pasada. O también los títulos de la provincia de Buenos Aires, que lograron una segunda colocación este mes con una tasa mucho menor, pero que no lograron una mayor variación en sus precios en los últimos días.


Aún así, comprar riesgo argentino sigue siendo rentable para los inversores internacionales, en un contexto global de tasas negativas. Según Jackie Maubré, directora de Cohen S.A, "hay muy poquito de deuda colocado todavía".
Consultada por El Cronista, la economista destacó: "No creo que esté saturado de activos argentinos el mercado de deuda. Es más, cuando se materialice la dinámica de esta nueva era económica habrá aún más espacio para salir a buscar más financiamiento externo".