Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Este año se emitieron bonos por u$s 15.600 millones en la plaza local

Aunque con perfil más bajo que las colocaciones en el exterior, este año el Gobierno también se financió a través de diversos instrumentos en el mercado doméstico. El endeudamiento en este segmento representa 3 puntos del PBI pero no preocupa a los analistas, que anticipan que habrá más colocaciones de este tipo en 2017.

Este año se emitieron bonos por u$s 15.600 millones en la plaza local

Es sabido que en 2016 el Gobierno Nacional se volcó masivamente al mercado externo para financiar el enorme déficit fiscal que tuvo que enfrentar. Sin embargo, también hubo una gran variedad de emisiones del Tesoro Nacional en el mercado interno: bonos en pesos a tasa fija, títulos en moneda local ajustables por CER, bonos del tesoro atados a la tasa Badlar y Letras del Tesoro (Letes) en dólares, entre otros.


El ex secretario de finanzas Daniel Marx aportó sus propios números sobre deuda interna emitida en 2016. Según el Director Ejecutivo de Quantum Finanzas, este año se emitió deuda en el mercado local por u$s 15.661 millones, de los cuales u$s 6700 millones correspondieron a Letras y u$s 8961 millones a otros instrumentos. Ese número representaría casi 3 puntos del PBI de este año, suponiendo que el mismo estará en torno a los u$s 530.000 millones, según lo que se desprende de las declaraciones que hizo el saliente ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, al anunciar que los u$s 90.000 millones que se exteriorizaron hasta ahora "representan un 17% del PBI".


Según Lorenzo Sigaut Gravina, de Ecolatina, "lo más significativo fueron las Letes en dólares, un instrumento de corto plazo (la mayoría fueron a 3 meses) que se pensó para los residentes locales que querían ahorrar en dólares. El stock de Letes en moneda estadounidense tuvo un aumento mayor a los u$s 5.000 millones este año: en 2015, cuando casi no se usaban, había cerrado en u$s 700 millones y estará finalizando 2016 cerca de los u$s 6.000 millones", explicó Sigaut Gravina. "Vale aclarar que las Letes son un caso especial porque se emitieron en el mercado interno pero están denominadas en moneda extranjera o sea que, a su vencimiento, disparan un desembolso de dólares. El caso contrario se dio en los bonos en pesos a 2023 y 2024, que se colocaron alrededor de $ 76.000 millones y se pudieron suscribir en dólares desde el exterior", agregó el economista de Ecolatina.


Las colocaciones en el mercado interno, cuando son masivas, pueden derivar en el efecto conocido como "crowding out" ya que la liquidez disponible en el mercado se vuelca hacia las emisiones del Gobierno en lugar de financiar a la inversión productiva. El ex secretario de finanzas, Daniel Marx desestimó que haya sucedido eso durante 2016: "Por un lado, bastante de lo que se colocó en el mercado interno fue suscripto con fondos del exterior, incluso por residentes extranjeros (especialmente los bonos en pesos a tasa fija y los bonos en dólares). En segundo lugar, la demanda de crédito del sector privado fue relativamente floja porque se estaban desarmando stocks y eso recién fue mejorando en los últimos meses. Además, los bancos tienen límites para financiar al sector público que evitan ese efecto".


Ramiro Castiñeira, de Econométrica, coincidió: "El sistema financiero local representa 15 puntos del PBI. El Gobierno no puede ir a buscar allí para financiar el déficit de 5% porque se llevaría un tercio del sistema financiero y entonces sí generaría un crowding out. El Gobierno recurrió mayoritariamente al financiamiento externo".


Para 2017, los analistas prevén una estrategia de endeudamiento similar a la que de este año para enfrentar el déficit fiscal previsto: "El Gobierno va a tratar de cubrir sus necesidades fiscales, en primer lugar, tratando de renovar los vencimientos que se vayan presentando. Después, irá aprovechando las oportunidades que le ofrezcan los mercados, tanto el interno como los externos. Creo que en 2017 vamos a ver un menú de deuda tan variado como este año", sintetizó Daniel Marx.