Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Esperan que vencimiento del Bonar X se vuelque a Letes y al Bonar 2022

Para los expertos el inversor que tenía Bonar X optará por un título con el mismo plazo, pero como en el mercado no hay bonos cortos, las Letes serán las más elegidas

Esperan que vencimiento del Bonar X se vuelque a Letes y al Bonar 2022

La semana que viene se desembolsarán más de u$s 6000 millones correspondientes al Bonar X (AA17) – el vencimiento de deuda más importante del año– y en el mercado creen que gran parte de los inversores optarán por reinvertir el dinero en títulos públicos. De hecho, para hacer frente a este compromiso, el Gobierno termina de licitar hoy Letras del Tesoro (Letes) con plazos de entre 3 y 12 meses y dos nuevos bonos a 8 y 20 años. Cabe aclarar que el importe, entre capital e intereses, superaba los u$s 7100 millones pero hubo un ahorro de u$s 1000 millones dado que parte de estos títulos fueron retirados con anticipación para realizar el pago de la multa del blanqueo.

Si bien los analistas consultados coinciden en que las Letes serán las más atractivas por su plazo acotado, también citaron otras alternativas. Tanto en Balanz Capital, como en Puente y en Portfolio Personal consideran que el inversor eligirá Letes, pero en Balanz creen que el Bonar 24 (AY24) y el Bono Internacional 2021; mientras que en Puente se inclinan por el Bonar 2022 (A2E2) y en Portfolio Personal optan también por el Bonar 2022 para posiciones conservadoras y moderadas, mientras que recomiendan el Buenos Aires 2023 y el Descuento en dólares con legislación argentina (DICA) para carteras entre moderadas y agresivas.

"El gobierno ofrece letras que son más bien de corto plazo y con perfil de riesgo similar al del Bonar X y también trata de aprovechar y ver si puede extender un poco los plazos de vencimiento. En general lo que pasa es que el inversor busca un bono con iguales características, pero en Argentina no hay bonos cortos. Está el que vence en 2019 pero tiene mínimos muy altos, por lo que tendría que ir al 2022 que es el próximo que vence", señaló el jefe de Research para Banca Privada de Puente, Ezequiel Zambaglione. En la misma línea, remarcó: "Para el inversor conservador que tenía un Bonar 2017 lo más razonable sería invertir en una letra".

Por su parte, el asesor financiero de Balanz, Agustín Trella, opinó que el inversor podría apostar a un plazo más largo tentado por mejores tasas: "Creo que parte del mercado puede ir a buscar un Bonar 2024, que aunque es un poco más largo tiene un rendimiento atractivo. Hoy este título tiene una Tir de 4,5%".

En cuanto a Portfolio Personal, sus recomendaciones están basadas en "el retorno potencial" de los instrumentos. "Siguen siendo atractivos dentro de un escenario base esperado en donde el Gobierno podrá mantener la gradualidad observada con cierto éxito en sus políticas habilitando mayores chances de un resultado positivo en las elecciones legislativas de octubre, y en un contexto externo en donde no parecen desprenderse grandes desafíos para los emergentes", expresaron en su último informe.

En un escenario base Portfolio Personal contempla una reducción de 75 puntos básicos en los spreads de riesgo de los bonos locales, mientras que el escenario optimista considera una baja de 150 puntos. Incluso calcula un retorno a abril de 2018 de 6,8% para el Bono Argentina 2022 , de 7,8% para el de Buenos Aires y 13,1% para el Discount.

Asimismo, indican que la opción más conservadora a largo plazo, que son las Letras del Tesoro, "funcionan como un plazo fijo en dólares", por lo que a un año el rendimiento es del 3,35% anual, "prácticamente la mitad que el A2E2 pero sin riesgo precio".