Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Esperan inflación del 20% para el año que viene

Con un crecimiento de cerca del 5% en 2017 y una tasa de inflación del alrededor del 20% en el mismo período, las perspectivas futuras para la Argentina luego de la recesión de este año son las más positivas para los 10 mercados en los que trabaja el Grupo Santander.
El banco español conduce un encuentro en Madrid al que están invitados el secretario de Comercio Miguel Braun y el ministro de Transporte Guillermo Dietrich. En ese marco, la empresa mostró una visión optimista para la región, con buenas perspectivas incluso para el atribulado Brasil, sobre todo si el programa de Michel Temer se mantiene en marcha.
Alejandra Kindelán, directora del Servicio de Estudios y Public Policy del Grupo Santander y recientemente nombrada miembro del Consejo Asesor de Santander Argentina explicó que la empresa ve un contexto de crecimiento moderado a nivel internacional en el que las tasas de crecimiento algo mayores que esperan para América Latina tienen la posibilidad de atraer inversiones como las que el Gobierno de Mauricio Macri busca.
Santander tiene filiales en 10 países, dentro de los cuales la Argentina supone alrededor del 5% de los beneficios totales, según datos de la oficina de Buenos Aires de la entidad. Uno de sus principales mercados, el de Gran Bretaña, acaba de verse convulsionado por el referéndum en el que triunfó la opción para abandonar la Unión Europea.
Sin embargo, una tasa de crecimiento del 3% para España ayuda a compensar expectativas de crecimiento para Europa que eran del 1,5% antes del Brexit y se moderaron al 1,2% por su causa.
La visión del banco sobre la Argentina es la más optimista de las presentadas en esta capital, debido a su proceso de "normalización acelerada".
Ana Botín, la presidenta del Grupo, había anunciado el martes en esta misma ciudad que aspira a financiar obras por u$s 2400 millones en los próximos dos años.
"Pensamos que estas medidas van a tener un efecto muy visible a partir de ahora", dijo Kinderlan. "Yo creo que en un contexto mundial de crecimiento moderado y con un mundo muy ávido de buenas noticias creo que la Argentina tiene un pronóstico muy favorable, creemos que ha hecho en la primera mitad del año ha tomado las medidas para atraer un interés de los inversores que es innegable si se tienen en cuenta la demanda que tuvo su emisión soberana y que en los próximos meses vamos a ver llegar a la inversión directa", concluyó.