Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En pesos y en dólares: claves para invertir y hacer rendir el aguinaldo

Especialistas recomiendan instrumentos en moneda local indexados por CER y en moneda extranjera para quienes busquen blindar su capital de los vaivenes cambiarios.

En pesos y en dólares: claves para invertir y hacer rendir el aguinaldo

Pagar deudas, destinarlo a las vacaciones o invertirlo. El medio aguinaldo de diciembre llega con la eximición del pago del Impuesto a las Ganancias para los sueldos menores a $ 55.000, lo que deja un dinero extra para aquellos inversores que buscan hacerlo rendir en el mercado financiero.

Ante un nuevo escenario mundial con la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, y en un contexto de suba del dólar y baja de las tasas de referencia del Banco Central de la República Argentina, los especialistas consultados por Cronista.com sugirieron diversificar el aguinaldo con alternativas en pesos y en dólares.  

En dólares      

Frente a la incertidumbre global reinante, Pablo Castagna, director del segmento Individuos en Puente, se inclinó por bonos en dólares del tramo medio.

“Los bonos en dólares con vencimiento 2021-2024 ofrecen retornos entre el 6% y 8% adicional a la variación de tipo de cambio. El bono soberano con vencimiento 2024 (AY24) rinde 6% y el bono de la Provincia de Chubut con vencimiento 2023 rinde 8,5%”, recomendó Castagna.

Sobre las opciones en moneda extranjera, el economista de Inversor Global Nery Persichini también recomendó los títulos dolarizados. “Esta clase de activo es la adecuada para quienes busquen tanto blindar su capital de los vaivenes cambiarios como obtener una tasa de interés más alta que la de las Letes (3%)”, explicó.

Ante la amplia variedad de vencimientos de estos instrumentos, que va de 2017 a 2046, Persichini destacó que a mediano plazo existen alternativas riesgo-retorno atractivas como el Bonar 2020 (AO20), cuya TIR es 4,1% en dólares, y el Bonar 2024 (AY24) que rinde 5,5% en moneda dura.

“No recomendamos posicionarse en bonos largos debido al alto riesgo de duration en un contexto internacional de suba de tasas de interés”, advirtió.

En pesos

Sobre las alternativas en pesos, Castagna indicó que “el comportamiento del tipo de cambio es clave al momento de analizar estas inversiones”.

“Para aquellos inversores que consideren que la devaluación esperada estará en torno al 18% para el próximo año y que el peso tocará valores cercanos a $ 19 para fines de 2017, posicionarse en pesos no es una mala opción, ya que se encuentran rendimientos en niveles de 23%-25% anuales en pesos, generando tasas reales de 5%”, recomendó Castagna.

Sin embargo, destacó que “el riesgo de estar invertidos en pesos es que si el tipo de cambio supera los $ 20 a fin del 2017, las tasas reales podrían ser negativas”.

Por su parte, Persichini sugirió los títulos indexados por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) para los inversores que no crean que el Banco Central bajará la inflación hasta su meta de 17% en 2017.

“El atractivo de estos instrumentos es que ajustan su capital según la evolución del CER y pagan intereses en función del valor actualizado. Además, ocurre que a diferencia de las Lebac que tienen una tasa real incierta porque no sabemos cuál será la evolución futura de los precios, los bonos CER garantizan un margen real. Es decir, ofrecen una tasa real expost”, añalizó.

Siguiendo la línea de las recomendaciones en moneda local, desde Inversor Global sugirieron para perfiles conservadores y moderados el Boncer 2020 (TC20) que, a pesar de estar bastante arbitrado, rinde 1,9% anual por encima de lo que se mueva el IPC. Y para inversores agresivos, el Discount en pesos (DICP) es una referencia ineludible con un margen real de 4% por arriba de la inflación.