Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

En febrero, el Central contrajo la base monetaria vía colocación de pases

El organismo conducido por Federico Sturzenegger retiró liquidez del mercado por más de $ 70.000 millones mediante pases. Aunque expandió por otros rubros, el balance mensual fue contractivo, ya que se aspiraron más de $ 13.000 millones. Las Lebac ya no son un factor de contracción de la masa monetaria, a medida que los bancos se mueven a pases

En febrero, el Central contrajo la base monetaria vía colocación de pases

De a poco, el mecanismo de manejo de liquidez a través de pases del Banco Central (BCRA) empieza a aceitarse. En su segundo mes de funcionamiento como elemento regulador de la política monetaria, la autoridad monetaria ya consiguió que los bancos recurrieran a pases y pudo absorber $ 72.202 millones a través de ellos en febrero. Así, la base monetaria se redujo en $ 13.144 millones el mes pasado y revirtió el registro expansivo de enero, que había sido de $ 6221 millones.

La cifra de pases logró contrarrestar a los factores de expansión de la base monetaria que mostraron signo positivo en febrero. Entre ellos, el que más se destacó fue la compra de dólares al Tesoro Nacional. Durante febrero, el BCRA tuvo que emitir $ 23.573 millones con ese fin, como consecuencia de la colocación de Bontes en pesos a tasa fija con vencimiento en 2021, 2023 y 2026 que podían ser suscriptos en dólares y por los que el Gobierno había obtenido el equivalente a $ 23.584 millones, mayormente en moneda extranjera. En lo que va de 2017, la categoría ya acumula

$ 47.409 millones, lo que representa un 30% de los $ 160.286 millones que el organismo monetario destinó en todo 2016 a la compra de divisas al Tesoro Nacional.

El presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, ha defendido muchas veces la emisión de pesos para la compra de divisas, ya que engrosa las reservas e impacta tanto en el activo como en el pasivo del organismo. Sucede que el rendimiento de los dólares que se suman a la cartera del BCRA le genera beneficios contables que contrarrestan en parte la tasa que debe pagar por las Lebac que emite para retirar los pesos que le pasa al Tesoro. Vale destacar que, como consecuencia de esta política, las reservas cerraron el último día hábil de febrero en

u$s 50.608 millones y alcanzaron su punto más alto desde agosto de 2011 (aunque siguieron subiendo en lo que va de marzo).

Hubo otros dos rubros que el mes pasado actuaron en contra de la estrategia de absorción de dinero encarada por la autoridad monetaria. Por un lado, el organismo emitió $ 12.000 millones en concepto de adelantos transitorios, es decir, préstamos al fisco. Para este año, el BCRA y el Ministerio de Hacienda que maneja Nicolás Dujovne acordaron transferencias vía adelantos transitorios y giro de utilidades de la autoridad monetaria por $ 150.000 millones en total, $ 10.000 millones menos que en 2016 (y mucho menos aún en términos reales, si se tiene en cuenta el efecto de la inflación sobre el valor de esas transferencias), con el objetivo de reducir el impacto de las necesidades del fisco en la política monetaria.

Por otra parte, si bien las Lebac ya no actúan como tasa de referencia ni como regulador de la base monetaria, el BCRA realiza una licitación mensual de dichos instrumentos y, en el segundo mes del año, expandió $ 22.564 millones por esa vía. La caída en el stock de Lebac es parte del traslado de los bancos de esas letras a los pases pasivos. Las colocaciones bancarias en letras caen fuerte, mientras que las de no financieras (empresas y personas físicas) se mantiene.

"El sector público nacional no financiero siguió siendo directa e indirectamente la principal fuente de creación monetaria en el primer bimestre de 2017. Los pases debieron lidiar con eso y con el desarme de las Lebac", sintetizó el viernes Gabriel Caamaño, economista de Consultora Ledesma, en su cuenta de Twitter. En total, los pases esterilizaron $ 100.785 millones en el primer bimestre del año. Como consecuencia, el BCRA logró una reducción de $ 6922 millones de la base monetaria.