Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

En diciembre, las condiciones financieras se deteriorarían más

Eric Ritondale, de la consultora Econviews, participa en la elaboración del Índice de Condiciones Financieras (ICF) y qué espera del ICF para los próximos meses. "Es muy probable que empeoren tanto las condiciones locales como externas en diciembre respecto a noviembre", adelantó.

En cuanto a las condiciones locales, el economista enumeró varios factores que están en terreno negativo este mes: "El riesgo país viene subiendo desde fines de noviembre; las acciones del panel Merval no están teniendo una performance tan buena como el mes pasado; es difícil que la inflación núcleo mejore como lo hizo en noviembre respecto a octubre; los depósitos tampoco van a subir tanto como en el mes anterior; el Banco Central frenó sus recortes a la tasa; y hay cierto aumento en la devaluación esperada. Todo ese cóctel daría una baja", dijo Ritondale.

En las condiciones externas, el economista explicó que el próximo mes, habrá factores mixtos: "Por un lado, seguirá la volatilidad en los bonos y acciones emergentes. Pero eso se puede compensar con el indicador de volatilidad de las acciones del S&P, el VIX, que sigue bajo. Además, la inflación esperada en Estados Unidos aumentó y eso mejora las condiciones financieras argentinas". De todos modos, y tal como argumenta el informe de IAEF, Ritondale anticipó que los más probable es que el subíndice de condiciones externas entre en "zona de estrés" el próximo mes, tanto por los continuos efectos de la victoria de Trump como por la situación bancaria en Italia.

Sobre las perspectivas del ICF para 2017, el economista afirmó: "Las condiciones externas van a depender mucho de la política de Trump. También van a seguir estando bastante determinadas por la laxitud de los bancos centrales: cada vez que dan una señal de que no se va a endurecer la política monetaria, las condiciones externas tienen un alivio. Las condiciones locales se van a mover al ritmo de las condiciones externas y también van a estar influenciadas por las elecciones legislativas. Si la economía empieza a crecer en los próximos meses, debería generar un impacto positivo que contrarreste el alza del riesgo país y a la inflación, que tarda más de lo esperado en bajar".