Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En Wall Street temen que un mercado tranquilo anuncie una tormenta

La volatilidad del mercado es bajísima, a pesar de una suba espectacular en los próximos años. Eso hace acordar a la situación previa a la crisis sub-prime

En Wall Street temen que un mercado tranquilo anuncie una tormenta

Los bancos de inversión Société Générale y JPMorgan temen que la actual calma del mercado puede ser el paso previo a un sacudón y aconsejan a los inversores a ser más cautelosos. JPMorgan ve mas riesgos en el mercado de bonos y no espera una nueva suba de tasas de la Fed. A nivel local, una suba de la volatilidad y una baja en el precio de los activos financieros puede golpear a las acciones y bonos locales.

Se cumple una década desde el inicio de la crisis sub-prime y el desplome de las acciones en Wall Street que, más tarde, llevaron a una de las recesiones más importantes del siglo sufrida por la economía americana. Desde entonces, los bancos centrales y los distintos gobiernos del mundo trabajaron muy fuerte para recuperar la maltrecha economía aunque, por momentos, persista el sentimiento de vulnerabilidad.

La recuperación que siguió a la debacle fue una de las más lentas registradas en la historia americana, lo que alimenta temores constantes respecto de una nueva recesión a la vuelta de la esquina.

Si bien el PBI de EE.UU. del segundo trimestre se revisó al alza al 3%, el sendero de crecimiento económico se muestra moderado en los últimos años. La Fed alertó que la inflación no logra repuntar a la vez que el Banco Central debe mantener políticas monetarias expansivas para evitar que la economía genere una doble v y retome el ciclo recesivo.

La recuperación lenta de la economía real fue acompañada desde el punto de vista financiero por uno de los ciclos alcistas más importantes de la historia de Wall Street, que permitió alcanzar subas del 275% desde los mínimos de 2009.

Tras ese proceso de recuperación tan espectacular, hoy los índices de volatilidad se encuentran en mínimos históricos preocupantes, incluso en un contexto en el cual las tensiones geopolíticas se agravaron y las catástrofes naturales generaron destrozos a nivel económico. El mercado hizo caso omiso a todo y hoy en día el Dow Jones y el S&P 500 se encuentran en máximos históricos nuevamente.

La persistente falta de volatilidad esperada y realizada con la que opera el mercado está haciendo que los operadores teman mientras la volatilidad de los mercados de valores alcanza nuevos mínimos históricos.

El banco de inversión Société Générale sostiene que la baja de volatilidad estaría pronta a revertirse y recuerda el período que precedió a la última crisis financiera global. "En febrero de 2007, la volatilidad del mercado de valores se encontraba en niveles bajos similares a los observados hoy. Las oscilaciones de los precios se recuperaron en los meses siguientes, presagiando un pico del mercado que se produjo unos ocho meses más tarde, antes de que el S&P 500 cayera un 52%".

De todos modos, Société Géneérale no considera que estemos de frente al inicio de un bear market pero si esta alerta de que el ambiente de baja volatilidad pronto puede revertir y que la suba de los precios de las acciones puede detenerse.

"Estamos entrando ahora en regímenes peligrosos de volatilidad para la mayoría de las clases de activos, el nivel actual de volatilidad está cerca del extremo inferior de su rango de largo plazo y la volatilidad tiene una fuerte tendencia a revertir la media".

En ese mismo sentido, JPMorgan cree que los inversores deben prepararse para un incremento en la volatilidad. Anastasia Amoroso, estratega de mercado global de JPMorgan Private Bank, considera que afecta particularmente al mercado de bonos.

Amoroso sostuvo que "consideraría el posicionamiento para una recuperación de la volatilidad en los mercados de renta fija y que está claro que el mercado está atento a la reforma tributaria aunque no esta incluyendo bien dicha reforma en los precios y eso se ve en los niveles actuales de las tasas de interés".