EL COPOM DEJÓ LA SELIC EN 6,5%, COMO ESPERABA EL MERCADO

En Brasil dejaron la tasa estable para apuntalar la recuperación en 2019

Apunta a mantener el incentivo para su reactivación económica en los próximos doce meses. Puede ser leído como una buena noticia para inversores argentinos

Sin cambios. En la última reunión del Copom del año y de la gestión de Ilan Goldfajn, el Banco de Brasil decidió por sexta vez consecutiva mantener la tasa de referencia de la economía brasileña en 6,5%. La medida apunta a mantener el incentivo para la reactivación económica de la economía más grande de Sudamérica durante los próximos doce meses y puede ser leída como una buena noticia para inversores argentinos.

El Copom justificó su decisión al destacar que hubo elevación en el riesgo de que la ociosidad en la economía resultara en una inflación más baja que la esperada, al mismo tiempo que disminuyeron las posibilidades de frustración en cuanto a las reformas y ajustes necesarios para la economía.

El BCB también mejoró su proyección anual de inflación para 2018 a 3,7% , sobre el 4,4 % antes. Para 2019 y 2020, la estimación fue de 3,9% y 3,6%, frente al 4,2% y el 3,7% anterior, quedando en todos los casos por debajo del centro de la meta de inflación.

"Brasil tiene hoy por hoy una capacidad ociosa muy grande a nivel industrial, que se combina con un nivel de desempleo atipicamente elevado", explicó el economista jefe de Elypsis, Gabriel Zelpo. "Con lo cual, no va a tener fuertes presiones inflacionarias. Incluso, si durante los próximos meses se logran hacer las reformas que el mercado reclama, el mercado va a vivir durante el año que viene un tiempo de tranquilidad cambiaria. Realmente no tiene motivos para subir la tasa y estos niveles ayudan a consolidar su ciclo de recuperación", anticipó.

La economía brasileña parece haber dejado atrás la profunda recesión vivida entre 2015 y 2016, período en el que se desplomó un 7% en el acumulado, y de la que solo comenzó a recuperarse en 2017. Santiago Palma Cané dijo que los signos de reactivación de la economía del país vecino ya son visibles y pueden consolidarse en el próximo año. "Nadie puede discutir que Brasil viene de una tibia recuperación, con estabilización de su inflación, todas cosas que Argentina hoy por hoy no tiene. La expectativa para el año que viene es alta: es clave que desde lo político Brasil logre el shock de confianza que necesita", afirmó, a la vez que aclaró: "Sin embargo, el frente externo viene complicado para Brasil y para los emergentes en general. Aunque en los últimos días se hayan dado señales un poco ambiguas, sabemos que la Reserva Federal va a subir sus tasas, aún no sabemos si dos o tres veces en 2019. Al mismo tiempo, la guerra comercial presenta múltiples incertidumbres cuyos efectos pueden retrasar la recuperación de los emergeentes", enumeró.

Ambos coincidieron que Argentina podría tener un poco de aire si se consolida la recuperación Brasileña. "Todo lo que sea positivo para Brasil, lo será para nosotros", dijo el socio de Fimades Consultora. En tanto, Zelpo advirtió que los anuncios del presidente electo Jair Bolsonaro sobre deshacer los acuerdos del Mercosur y comenzar a buscar alianzas comerciales con otras economías "no tendrán un efecto inmediato". "No creo que Bolsonaro tenga el respaldo para hacer todas las reformas en el próximo año. Tiene demasiados frentes abiertos".

Jair Bolsonaro asumirá la presidencia del país más grande de Sudamérica el próximo 1º de enero.

Tags relacionados

Más de Finanzas y Mercados

Noticias del día