Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Empresas usan el blanqueo para solucionar rojos de caja

Empresas usan el blanqueo para solucionar rojos de caja

Cada vez más empresas usan el blanqueo para solucionar los rojos de caja. Se trata de pymes que gastaron más de lo que ganaron y ven que la caja les da negativa. Ante un saldo negativo de caja, originado en sucesivas ventas omitidas, las empresas suelen tomar distintas medidas.


Una solución muy utilizada radica en crear deudas falsas e inexistentes. Es decir, en vez de registrar la real erogación del dinero frente a determinados gastos o compras de bienes, se decide mantener la deuda al cierre de ejercicio. De esta forma, se soluciona el rojo de caja. Sin embargo, si esta práctica se prolonga en el tiempo, se vuelve una bola de nieve, acumulando pasivos falsos que incrementan año a año.


Este escenario no encuadra dentro del blanqueo, dado que se encuentran excluidos del mismo los pasivos.
La única posibilidad, a efectos de poder solucionar el caso dentro del blanqueo, sería incluir en la ecuación a los distintos proveedores que ‘prestaron’ los fondos, quienes deberán reconocer y blanquear los créditos que tienen con la sociedad.

Distinción entre las fechas

"Un segundo escenario, más que interesante, se plantea a partir de la distinción que existe entre la fecha de preexistencia de los bienes para las sociedades (último balance cerrado en 2015) y para las personas humanas (22/07/2016). A raíz de ello, se plantea una gran posibilidad para los contribuyentes", advierte Ezequiel Passarelli, Tax Manager de SCI Group.


"Supongamos que una sociedad cierra ejercicio el 30/06/2015 (fecha de preexistencia). Entre dicha fecha y el 22/07/2016 (fecha de preexistencia para las personas humanas), se podrán blanquear créditos, de los socios (o terceros) hacia la sociedad, para justificar gastos (y solucionar saldos negativos de caja) o, también, para justificar la compra de bienes", detalla.


Debe tenerse en cuenta que, en el caso que fueran los socios, los mismos podrían blanquear un aporte irrevocable, en vez de un crédito, el cual genera intereses, que deben tributar los respectivos impuestos nacionales y provinciales.


Si se opta por cualquiera de estas alternativas, resulta fundamental ser muy meticulosos en la imprescindible documentación que soporte cualquiera de estos esquemas.Obviamente, no puede existir un rojo de caja. Nadie puede gastar más de lo que tiene. Si una empresa muestra un rojo de caja, en resumen, significa que los gastos blancos fueron superiores a las ventas blancas. Traducción: existieron ventas omitidas (en negro).


La caja negativa (o muy reducida) es el resultado de vender en negro, pero gastar en blanco. Un problema que tienen muchas empresas: "Todas aquellas que por alguna razón tienen ventas en negro y pagos en blanco. El 40% de la economía en negro es una referencia", asegura Iván Sasosvsky, titular de Sasovsky y Asociados.
A su juicio, "es una alternativa para exteriorizar flujo de efectivo futuro en cabeza de la persona física, fomentado por la desaparición del famoso impuesto al dividendo del 10%".


Guillermo Pérez, CEO de GNP Group, coincide en que es una alternativa posible para blanquear indirectamente en cabeza de los socios problemas de falta de caja de las sociedades por necesidad de justificar bienes o gastos: "Se hace así para no ensuciar a las empresas con el blanqueo y que todo quede en cabeza de los socios, quienes ya seguramente estarán blanqueando otros bienes".


En rigor, varias pymes están haciendo esto, "desde metalúrgicas, plásticas, y aquellas relacionadas con retail y el comercio a la calle. Muchas de ellas compran sus insumos en blanco a las grandes y venden sus productos mitad y mitad a distribuidores o comercios a la calle", describe Agustín Guilman, socio del estudio jurídico que lleva su apellido.


Guillermo Poch, socio de Impuestos & Legales de BDO, afirma que el blanqueo amplió la posibilidad de haber capitalizado sociedades locales y otorgarle un préstamos a ellas cuando las tenencias de bienes se hubieran encontrado depositadas durante un período de tres meses corridos anteriores a la fecha de preexistencia: "La norma intenta darle estabilidad a aquellos sujetos que, habiendo contando con los fondos, realizaron capitalizaciones o préstamos en empresas argentinas".

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar