Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Empresas se financiaron 25% menos en el mercado de capitales a la espera de la salida del default

Tienen la expectativa de conseguir mejores condiciones. Un escenario de fuerte volatilidad política a la espera de una definición en Nueva York sumado a las idas y venidas de las tasas de interés ha planteado a las empresas la disyuntiva sobre si proseguir con sus planes o frenarlos por algunas semanas.

Empresas se financiaron 25% menos en el mercado de capitales a la espera de la salida del default

La suerte del mercado de capitales parece no haber dejado demasiado margen para las especulaciones. En lo que respecta a febrero, y después de haber arrancado el año con niveles que no se destacaron en el contexto histórico, el total emitido en el ámbito del mercado de capitales por parte de las empresas ascendió a u$s 357 millones, lo que constituye un nivel que resulta 24,7% menor al del mismo periodo del año precedente. Entre las causas de la variación, un documento del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC) señala como factor desequilibrante la caída de la emisión en obligaciones negociables por un 37%.

“Creemos que el comienzo de 2016 fue bastante duro para muchas compañías y que los planes de salir al mercado sencillamente se postergaron algunas semanas hasta ver qué desenlace adoptaba la negociación con los fondos buitre”, sostienen en la City.

Por otro lado, la fuerte suba de las tasas de interés por parte del Banco Central y los cambios normativos que relajaron los requisitos para cumplir con el inciso K, hicieron el resto.

“El salto de las tasas de interés dejó en estudio varias emisiones en pesos, al tiempo que las que se pensaban en dólares ahora tendrían mejores chances de lograr tasas más bajas”, señalaron.

Un dato que no resulta menor es que, del total acumulado en febrero, prácticamente el 99% mantuvo una referencia a las emisiones legítimas, es decir, generadas para lograr acceso al financiamiento, no para renovar deuda. En rigor, el 55% de las emisiones correspondió a obligaciones negociables y valores de corto plazo mientras que un 34% fue emitido en fideicomisos financieros. Así, las empresas grandes obtuvieron u$S 322 millones (un 26% por debajo del monto logrado en febrero del año previo) mientras que las pymes generaron emisiones por u$s 35  millones, con un  aumento interanual de 0,2%.

En la apertura por rama de actividad, el dato saliente fueron las empresas vinculadas a los sectores de generación de energía eléctrica y las automotrices. Ambos rubros generaron el grueso de las emisiones: Petrolera Pampa y Toyota Cía. Financiera fueron protagonistas. Sin embargo, dos sectores explicaron dos tercios del total emitido en los dos primeros meses de 2016: Bancos, y Actividades Financieras y Seguros, mientras que en el mismo período de 2015 solo representaron el 55%. Por otro lado, el parate petrolero tuvo su correlato en una caída del 90% en el monto emitido por las empresas del sector. Todas las obligaciones negociables estuvieron denominadas en pesos, y 99% fueron a tasa variable (el 1% restante fue a tasa fija). El diferencial sobre Badlar (bancos privados) de las emisiones tuvo un rango de 3,7% a 6,5% y la obligación negociable de más largo plazo fue a 3 años (Banco Hipotecario S.A.) y la más corta a 8 meses (VCP de Toyota Cía Financiera).

En lo que hace a los fideicomisos financieros, al clasificarlos por activo subyacente, surge que el 94,1% fueron “de consumo” (préstamos personales y tarjetas de crédito). “Aunque todavía con porcentajes bajos, se destacó el aumento de la participación de créditos comerciales y prendarios que representaron el resto del total (3% y 2,8%)”, señalaron en el IAMC. El 97% de lo emitido en febrero de 2016 fue en pesos. No hubo emisiones a largo plazo (de más de 5 años), mientras que el 73,4% se colocó a corto plazo (hasta 1 año).

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar