Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Empresas se cubren por la crisis en Brasil y el mercado espera un dólar más caro

La sed de dólares se notó con fuerza sobre el cierre del viernes y en el mercado mayorista la divisa siguió en ascenso. La demanda continuaría el lunes debido a que muchas compañías y bancos quieren aumentar su tenencia de billetes.

Empresas se cubren por la crisis en Brasil y el mercado espera un dólar más caro

El dólar no tuvo una semana calma y eso se vio reflejado en la fluctuación de precios que registró la divisa. La crisis en Brasil por el escándalo de corrupción que involucra al presidente Michael Temer provocó un fuerte saltó el jueves y se espera que el lunes pueda seguir empujando al alza.

El jueves, el dólar subió 40 centavos y cerró por arriba de los $ 16. Ese día, los bancos públicos y el Banco Central se corrieron del mercado para evitar que el dólar trepara con mayor fuerza. Sin embargo, el viernes aprovecharon la escalada del día anterior e intervinieron con compras para sostener el precio de la divisa.

Una queja recurrente en distintos sectores de la economía y de algunos analistas, semanas antes, era que el dólar estaba retrasado. La suba desatada por la crisis en Brasil fue un factor externo, que no estaba previsto y que sirvió como excusa para que el dólar avanzara y se ubicará en valores más cercanos a los esperados en el mercado. Siempre con la atenta mirada del Central, el dólar escaló y el viernes las compras oficiales ayudaron a mantenerlo.

En este escenario, muchas empresas decidieron cubrirse, por lo que demandaron divisas el viernes a última hora. Pero, según los analistas, muchos se quedaron con gusto a poco; en las mesas de dinero se espera que el lunes vuelva a sentirse la presión compradora.

“En la última hora del viernes cambiaron las decisiones de los operadores por el temor a mas movimientos políticos y financieros de Brasil, por lo que varios bancos privados y empresas decidieron cubrir sus exposiciones en dólares”, sostuvo Fernando Izzo de ABC mercado de cambios.

“Los inversores de todo tipo que no estaban cubiertos a futuro del valor de la divisa vendida decidieron comprar el contado y cubrir posiciones”, agregó el analista cambiario. Esta decisión tomó desprevenidos a algunos operadores cambiarios y se espera que el lunes siga activa la demanda.

“Se estima que no llegaron a cubrir aún sus necesidades tanto bancos como empresas, por lo que se espera que el próximo lunes siga la demanda activa de la divisa norteamericana”, detalló Izzo.

En la semana que acaba de terminar, el tipo de cambio acumuló la suba más alta para un período semanal desde junio del año pasado. “Los acontecimientos internacionales tuvieron pleno impacto en el plano local y colaboraron con la estrategia oficial que busca desde hace unos días atenuar el atraso cambiario con correcciones en los precios del dólar que lo vuelvan a instalar en los niveles más altos del 2017”, indicó el analista Gusta Quintana.

En el mercado de futuros del ROFEX, el viernes se operaron u$s 600 millones de los cuales el 38% fue en “roll-over”  a $ 16,12 para mayo y a $ 16,379 para junio, con una tasa nominal anual (TNA) implícita de 19,55%. El plazo más largo operado fue abril de 2018, a $ 18,9, con una TNA implícita de 18,73% TNA. Los precios de los futuros bajaron un promedio de 2 a 3 centavos respecto del jueves a pesar de la suba final del “spot”.