Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Empiezan los Juegos Olímpicos y los mercados se preparan para el rally

Salvo dos excepciones, desde los Juegos de 1984 en Los Ángeles el S&P500 terminó en alza. Esta tendencia se repite en el valor de las acciones globales. Los índices bursátiles de los países anfitriones también reaccionan positivamente.

Empiezan los Juegos Olímpicos y los mercados se preparan para el rally

Los Juegos Olímpicos ya se viven en Río de Janeiro. Pero esta noche en el Maracaná será la ceremonia de apertura, que inaugurará un período de tres semanas a puro deporte en todo el mundo. Más de 10.500 deportistas de 206 países comenzaron a disputarse las diferentes pruebas, en las cuales están en juego 306 medallas. Numerosos sectores, como el de las telecomunicaciones, el del turismo o el del transporte, entre otros, esperan la llegada de atletas, espectadores y medios de comunicación que acuden al evento.

Pero también los mercados financieros esperan con ansias lo que puedan dejar estas Olimpíadas. Durante las semanas que duran los Juegos, históricamente, la bolsa de Nueva York entra en un rally alcista. Al menos, eso fue lo que ocurrió en las últimas ocho ediciones, según un reporte realizado por la consultora ANZ.

Desde Los Ángeles en 1984 hasta Londres en 2012, en casi todas las ediciones del encuentro de atletismo más importante del globo, el índice S&P500 cerró con ganancias. Sólo hay una excepción que confirma la regla: en los Juegos Olímpicos de Sidney en 2000, el indicador acumuló una caída del 3%.

Algo similar ocurrió con las acciones globales: salvo dos excepciones, terminaron siempre en alza. Los Juegos de Los Ángeles en 1984 están a la cabeza: en aquel momento los inversores ganaron un 8,43%. Las únicas veces en las que esta tendencia no se cumplió–Sidney, en 2000, y Beijing, en 2008– correspondieron con momentos de mucha turbulencia en los mercados. La primera, relacionada con la explosión de la burbuja de las punto.com, y la segunda con la crisis financiera que provocó la caída de Lehman Brothers.

Este fenómeno de crecimiento financiero también se manifestó en las plazas bursátiles de los países anfitriones. Desde los Juegos de 1984, en seis de los ocho países donde se realizaron los Juegos Olímpicos se registraron aumentos en el valor de su índice de bolsa local.

En este sentido, tanto en Sidney en 2000 como en Beijing en 2008 se repitió la tendencia que se había presentado para el SP500 y las acciones a nivel global, y la bolsa australiana como la china se movieron a la baja durante las Olimpíadas.

Esto ocurre, porque los países anfitriones invierten fuertes cantidades de dinero en la organización del evento y sus mercados buscan algún retorno mientras estos duran. Al mismo tiempo, un año después de la ceremonia de clausura de los Juegos, las ganancias de las bursátiles se mantienen. Otra vez, esta afirmación tiene algunas excepciones: Londres, Sidney y Los Ángeles, según datos de Fact Set.

Por eso, los analistas se entusiasman con lo que pueda pasar con el Bovespa a partir de hoy. Sin ir más lejos, ayer, un día antes de que se encienda la llama olímpica, el principal índice de la plaza paulista trepó un 0,8% y alcanzó un máximo que no veía desde mayo del año pasado.

Los inversores del mundo también tienen puesta la lupa sobre la evolución bursátil de los principales sponsors de este evento. Desde los Juegos de Sidney tanto las acciones de Samsung, como las de Mc Donnalds, Panasonic y Coca-Cola lograron romper récords durante los juegos.