Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El rendimiento de las Lebac baja y se acerca al del plazo fijo mayorista

El spread entre el rendimiento de las letras del Central y la tasa de referencia de los bancos tocó mínimos que no veía desde junio del año pasado. Mientras, el stock de plazo fijo subió más de 8% en 2017, los analistas recomiendan otras inversiones para ganar con la recuperación del crédito esperada para los próximos meses

El rendimiento de las Lebac baja y se acerca al del plazo fijo mayorista

Mientras el Banco Central avanza en su normalización de las tasas de Lebac y la tasa Badlar mayorista ronda apenas por encima del 20% anual, los ahorristas vuelven a mirar con cariño a los plazos fijos, instrumento que había sido prácticamente desplazado durante todo el año pasado, en pleno boom de las letras del BCRA.

En la última licitación de Lebac del martes pasado –la próxima se verá cumplidos los 30 días el 15 de marzo– el Banco Central fijó la tasa de corte para el plazo de 28 días en 22,75%, mientras que la tasa Badlar se privada se ubicó en torno al 19,75%.

El spread entre ambos instrumentos se achicó a mínimos que no veía desde junio del año pasado, cuando la diferencia entre los rendimientos era de 2,5 puntos básicos.

"Básicamente, mientras la tasa Badlar luchó por posicionarse y "aguantar" en el piso del 20%, el rendimiento de Lebac está en franco descenso, por lo que los spreads van a continuar achicándose", explicó Juan Pablo Vera, de Tavelli.

Si bien, la Lebac todavía le sigue ganando al plazo fijo, ante este cambio de escenario muchos ahorristas se han vuelto a volcar a los depósitos bancarios.

El stock de plazos fijos creció un 8,2% desde el 31 de diciembre y pasó de $ 487.586 millones a $ 538.680, el jueves pasado.

"Para el ahorrista minorista, todavía la Lebac le sigue ganando al plazo fijo", advirtió el economista de CeSur, Amilcar Collante.

La expectativa en la City es que en los próximos meses, con una reactivación del nivel de actividad, el crédito comience a recuperarse. Esto haría presión al alza sobre el rendimiento que hoy en día pagan los bancos por los depósitos.

Esto, se va a sumar a un progresivo recorte del BCRA sobre las tasas de sus letras, que pueden provocar una migración hacia instrumentos más tradicionales, como el plazo fijo.

"En 2016 vimos un inicio de la normalización del mercado, especialmente de los precios de referencia. Lo que veremos este año es la continuidad de ese proceso y de esta manera, las variables van a ir acomodándose y ya no veremos tanto spread en las tasas", señaló Vera.

Mientras aguardan que el mercado consolide esta normalización, los inversores están ampliando su menú de opciones en pesos.

"Hubo muchos agentes que recomendaron bonos que ajustan por Badlar", dijo Nery Persichini, economista de Inversor Global. "Esto es un pase de una inversión rendidora como la Lebac a otra un poco más rezagada pero con buenas perspectivas. Pero, el principal limitante que vemos es que la Badlar no se mueve, tendría que empezar a subir. Para que esto pase, deberíamos estar en un contexto donde los bancos deberían salir a captar fondos para hacerse de liquidez y canalizarla a través de crédito. Quizás la Badlar no responda tan rápido como muchos esperan", detalló.

En este sentido, Collante afirmó: "Otra buena opción son los fondos comunes de inversión en pesos que tienen un mix de Lebac y bonos q ajustan x badlar. No se necesita mucho capital para suscribir".