Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El regateo también llegó al real estate en Punta del Este

Incitan a realizar ofertas agresivas y bien por debajo de los precios de listas. Hay muchas unidades vacías. Quien necesita vender, tiene que bajar el precio más del 20%

El regateo también llegó al real estate en Punta del Este

Basta ver cifras para notar el derrumbe inmobiliario en Punta del Este: a inicios del 2014 se contabilizaban 78 desarrollos en etapa de construcción y/o venta, el año pasado se ubicaron 48 para pasar en la actualidad a tan sólo 37. Esta fuerte caída en la cantidad de emprendimientos inmobiliarios se ha dado debido a que no se agregaron desarrollos nuevos en la zona en los últimos dos años, y parte de ellos van saliendo del mercado.

En el 11 relevamiento anual que lleva a cabo Reporte Inmobiliario, llamó la atención que en muchos casos los comercializadores informan el valor de los departamentos pero siempre con la frase "se esperan contraofertas" o "escuchan ofertas", incitando a los compradores a realizar ofertas agresivas y bien por debajo de los precios de listas. De hecho ocurrió en algunos casos que informan dos valores: el "precio de lista" y "el valor al que se vendería la propiedad". Ante este escenario, los propios comercializadores recomiendan hacer ofertas agresivas.
Mariano Capellino, CEO de IMNSA, indica que "los valores han caído alrededor del 30% desde sus máximos del 2012 y, a pesar que los jugadores del sector opinen que está tocando fondo, pueden llegar a ajustar alrededor de un 20% más".


"El precio está cayendo por debajo del costo de reposición. Se vende muy poco, ya que los costos de mantenimiento son altos. Solo sale lo muy bueno, en primera fila y aun así con descuentos del 20% por lo menos. Quedan pocas obras en marcha y no se están empezando nuevas. Los emprendimientos avanzan a ritmos muy lentos. El producto más complicado es el que está en el rango de u$s 300.000 a u$s 800.000: se habla de muchas unidades vacías, un volumen realmente grande. Quien necesite vender esta temporada, tiene que bajar el precio", advierte Damian Tabakman, presidente de la Asociación Argentina de Profesores y Consultores de Real Estate.


Josá Azpiroz Costa, director de Bullrich, reconoce que el brasilero medio que ha comprado en la época de fulgor está más apretado, ya que las expensas son caras, entonces algunos venden: "Esperan ofertas que rondan 20% por debajo de su valor".


Mariano Sardáns, CEO de FDI, va en la misma línea: "Todo aquel que quiere salir tiene que aceptar un precio por lo menos 50% menor al que pagó. La renta resulta negativa aunque se logre alquilar el inmueble todo el verano: no alcanza para pagar todos los gastos del año, como expensas, impuesto inmobiliario, impuesto al patrimonio, las primarias y los gastos de los servicios (luz principalmente). Esta es la razón por la cual hoy en día Punta del Este se halla colmada de vendedores. Habiendo una sobreoferta de inmuebles, ni siquiera con descuentos del 50% es negocio entrar, ya que aún a estos valores la renta continúa siendo negativa".


A su juicio, la Brava es el lugar donde más se construyó y en el que se encuentran los edificios más importantes, caros y fastuosos: "Como contrapartida, es donde más disponibilidad hay, es decir, que es donde peor le está yendo al inversor. La sobreoferta en esta zona es realmente exorbitante".


Un elemento a tener en cuenta es la marcada dispersión de precios que muestra la ciudad. Los rangos, según los edificios o complejos van desde los u$s 2.292 por metro y llegan hasta los u$s 6.452. "Con valores en dólares que superan ampliamente a los de Buenos Aires y costos de mantenimiento que siguen incrementándose los operadores locales ya ven un techo al crecimiento de precios", asegura Germán Gómez Picasso, CEO de Reporte Inmobiliario.