Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El real gana 8% en lo que va de marzo y vuelve a niveles de hace seis meses

La moneda brasileña se apreció ayer casi un 1%, hasta quebrar la barrera de 3,70 y cerrar a 3,69 por dólar. El avance confirma el cambio de tendencia que se registró este mes y que tomó fuerza luego de que se complicara la situación del referente del PT y ex presidente "Lula" da Silva en el escándalo de Petobras. Febrero, de hecho, marcó una salida neta de dólares de u$s 9300 millones, un récord desde 1982

El real gana 8% en lo que va de marzo y vuelve a niveles de hace seis meses

El real avanzó un 8% frente al dólar en lo que va del mes -en menos de 10 días-, envalentonado por la expectativas del mercado sobre el futuro del gobierno de Dilma Rousseff, luego de que el escándalo de corrupción de Petrobras tuviera un nuevo capítulo: el allanamiento a la casa del referente del Partido de los Trabajadores (PT) y ex presidente Luiz Inacio "Lula" da Silva.

Ayer la moneda brasileña se apreció casi 1%, perforó la barrera psicológica de 3,70 por dólar y terminó a 3,69, valor en el que no cotizaba desde fines de agosto de 2014. En los últimos seis meses esta divisa había oscilado entre los 3,7 y 4,17 por dólar, sin embargo no había podido revalorizarse hasta quebrar el piso.

La apreciación nada tiene que ver con lo que se vislumbraba en febrero: se fueron u$s 9.294 millones de Brasil, en especial por culpa de la cuenta capital, donde hubo un déficit de u$s 11.231 millones. De esta manera se concretó la peor salida de capitales desde 1982, o desde que el Banco Central de ese país tiene registro. Dado que la cuenta comercial se benefició por la devaluación del real, el resultado no fue peor.

Igualmente, en el mercado brasileño creen que parte de esos fondos pueden volver -aunque tímidamente- este mes, porque la cuenta capital está dando señales de recuperación. Según datos oficiales, hasta el 4 de marzo la cuenta en la que se contabilizan las inversiones de portafolios dieron un saldo positivo de u$s 1715 millones.

Para el CEO de FIRST, Miguel Arrigoni, solo se están dando "movimientos especulativos que no respondes a la realidad que enfrenta Brasil". La misma precaución mostró el director de Abeceb, Dante Sica: "Quizás el ciclo de Dilma se acota y esto genera un regreso de capitales, pero pondría esa posibilidad bajo alfileres; no está tan claro que esté por presentar la renuncia". En sintonía, agregó que si bien el partido de Rousseff, el PT, fue muy golpeado, no se puede comparar este escándalo con el que terminó con el gobierno del ex presidente brasileño Fernando Collor de Mello, que pertenecía a un partido muy pequeño.

"La economía brasileña sigue cayendo, no veo señales de cambio de tendencia. Mientras la crisis política no logre dar más claridad, están en un circulo viciosos. Para este año, el mejor resultado sería que deje de caer la actividad y que año que viene se se estanque, pero la proyección es que en 2017 todavía podría caer un poco más", señaló Sica.

En cuanto a lo que se espera para el real, Arrigoni expresó que el gobierno de Rousseff "hace lo que tiene que hacer, defiende la actividad nacional", y añadió que devaluarlo más es "anecdótico", ya que el problema es 100% político y las dificultades de la economía llevan años. "El real va seguir volátil, con un movimiento de entre 5% y 10% de un lado al otro. Los que mueve el perímetro es el tema político y la realidad que viven las empresas", aclaró.

Bajo estas condiciones, los expertos concuerdan en que Brasil dejó de llamar la atención de los inversores, lo que posiciona mejor al mercado argentino para recibir esos fondos. El CEO de FIRST dividió este escenario en dos etapas: "Nos va a venir bien a futuro, muchas inversiones dejan Brasil y nos miran a nosotros. Esto puede pasar el segundo semestre o, más probablemente, el año que viene. Pero antes habrá que sufrir. Nos van a competir en precio y nos van a comprar menos. El primer impacto será negativo, el segundo, y más durable, positivo".

Por su parte, el director de Abeceb también se refirió a la llegada de los productor brasileños al país. "Brasil cuenta con un tipo de cambio más competitivo, a esto hay que sumarle que Argentina salió del sistema discrecional. El resultado es la llegada de productos brasileños; esto generará tensión en algunos sectores", resumió Sica.