Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El precio del dólar afloja en el mundo y de esa manera le resta presión devaluatoria al peso

La suba del dólar a nivel mundial que se ve desde 2008 se revierte este año. Monedas emergentes recuperan terreno. La tendencia refuerza la dinámica local de dólar barato

El precio del dólar afloja en el mundo y de esa manera le resta presión devaluatoria al peso

Muchos son los factores que determinan la evolución del dólar en Argentina, ya sea la demanda de dólares de los ahorristas y de importadores, así como la oferta por parte de los exportadores y de la entrada de capitales. Continuidad del endeudamiento, blanqueo e ingreso de capitales mediante, hoy la expectativa es de más ingreso de divisas.

En un contexto de crisis como el actual y ante la amenaza siempre latente en Argentina de que la crisis se expanda, el mejor refugio y más elegido por los argentinos ha sido el dólar y por ello es que siempre existe una demanda latente del billete verde y que ante un primer susto o desvío, el tipo de cambio tiende a pegar un salto en su cotización. El ejemplo más reciente ha sido el fallo de la Corte Suprema de Justicia contra el tarifazo y el dólar pego un importante salto hasta $ 15,10.

La economía argentina ha mostrado en lo que va de 2016 una apertura a los mercados internacionales, radicalmente opuesta de lo que venía mostrando en los últimos 8 años al menos y tal dato no es menor a la hora de definir hacia donde puede ir el tipo de cambio. Es decir, lo que le pase al dólar en el mundo no nos va a ser ajeno ya que, al estar con un nivel de apertura económica mayor, el impacto en el dólar en el resto de las economías debería impactar tarde o temprano en nuestra economía. Ello no implica que el dólar en Argentina tenga una correlación de uno a uno con la evolución del dólar en las demás economías pero lo que si es importante es que la tendencia alcista del dólar en Argentina tiene hoy en día un limitante adicional para esperar una fuerte suba de la divisa y que es el desarrollo que ha mostrado el billete verde en la región e incluso a nivel mundial en los últimos meses.

Lo cierto es que el dólar a nivel mundial ha tenido un importante avance desde el 2008 a la fecha, mostrando una suba del 33% aproximadamente, medido por el Dólar Index, el cual es una canasta de monedas contra el dólar. Dicha suba del dólar ha sido tan importante que el billete verde consiguió un nuevo apodo: "Super dólar" y dentro del cual se ha hablado mucho en los últimos meses. Lo cierto es que el super dólar desde noviembre de 2015 ha detenido su senderoalcista y ha iniciado un ajuste, siendo el 2016 un mal año para el dólar ya que acumula una baja del 5,8% contra el resto de las monedas. El euro se ha apreciado un 7% aproximadamente desde los mínimos de noviembre pasado, y tal apreciación la vemos también en muchas divisas como el caso del Yen Japonés que acumula una suba del 19% desde los máximos de 2015, el dólar canadiense muestra una apreciación del 12% desde sus máximos de 2016, de igual forma que el dólar australiano (11%), el dólar Neozelandés (19%) y otras monedas se Ámueven hacia arriba. Es decir que en todos estos casos, el dólar ha detenido su avance y a lo largo de 2016 el billete verde ha perdido posiciones y las monedas locales han mostrado importantes apreciaciones.

Quizá tales ejemplos sean muy alejados a lo que es Argentina y para ello vale la pena compararse con nuestros vecinos. Para el caso, el real brasileño muestra una apreciación del 24% desde los máximos de 4,25 reales alcanzados en 2015. El dólar en México ha perdido posiciones contra el peso, que se ha apreciado un 6% hasta los valores actuales. El peso chileno apreció en lo que va del 2016 un 10%, el Sol de Perú se aprecio hasta los valores actuales un 5,6% desde los máximos del 2016, el peso uruguayo sube contra el dólar un 14% desde los máximos de 2016 y finalmente el peso colombiano se fortaleció más de un 20% desde los máximos de febrero de 2016.

El dólar en Argentina ha estado calmo en los último meses, evadiendo un rally importante posterior a la devaluación de comienzo de año, de todos modos se puede ver que la curva de futuros de dólar de Rofex para fin de año muestra un acceso a la zona de $ 15,80 a $ 16 por dólar.

Desde el punto de vista de los fundamentals de cada economía, es muy difícil comparar a Argentina con el resto de los países mencionados ya que las restricciones que tiene nuestro país son muy importantes y que de alguna manera limitan la posibilidad de esperar una apreciación del peso argentino de la manera en que si ha ocurrido con los pares de la región e incluso a nivel mundial. Lo que si es importante saber es que, en un escenario en el cual Argentina se encuentra más abierta al mundo, es de esperar también que de alguna manera acompañe las tendencias de los precios que ocurren en los distintos mercados internacionales y si bien, esperar una apreciación sostenido puede ser muy ambicioso, también hay que saber que existe un limitante hoy en día a la especulación de una fuerte devaluación del peso y que es el desarrollo del dólar a nivel mundial y regional y el cual se encuentra mostrando un sendero a la baja en la gran mayoría de los casos.

Dependerá de las decisiones monetarias de nuestro país de decidir si quieren una economía con un tipo de cambio más elevado que el actual y buscar mayor competitividad vía suba del dólar, aunque la región se encuentre en una fase correctiva y tal evolución contribuye para restarle presión devaluatoria a nuestra moneda.