Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El petróleo supera la barrera psicológica de los u$s 50 el barril

Influye en el ánimo inversor las mayores expectativas respecto a que la OPEP consiga prolongar el acuerdo para recortar la producción. La soja insinúa una recuperación en Chicago.

El petróleo supera la barrera psicológica de los u$s 50 el barril

Los precios del petróleo proponen una nueva suba y se encaminan a anotar su segunda semana de avances, ante las crecientes expectativas de que los grandes exportadores se comprometan a extender un acuerdo de recortes de  producción para lidiar con el persistente exceso de inventarios globales.                

El crudo del tipo de referencia West Texas Intermediate (WTI) crece 2,03 por ciento, hasta los u$s 50,35 el barril de 159 litros.

En Londres, el Brent mejora 2,17%, hasta los u$s 53,65 el barril.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reunirá la semana próxima en Viena y tiene previsto revisar el acuerdo global para recortar la producción.

Tras declaraciones de Arabia Saudita y Rusia, ahora los mercados esperan que el cártel decida apoyar una extensión del pacto por al menos otros seis meses.

¿Qué pasa con la soja?

Tras la caída de ayer, los precios de los principales granos proponen una recuperación en el Mercado de Chicago.

En ese contexto, la soja gana 0,71%, hasta los u$s 349,62 por tonelada.

El trigo, por su parte, crece 2,11%, hasta los u$s 159,75 por tonelada.

El maíz, en tanto, asciende 1,57%, hasta los u$s 146,35 por tonelada.

Ayer, la oleaginosa cayó 3,2% tras la fuerte devaluación de la moneda brasileña, a raíz del enrarecido clima político que azotó al país vecino tras la denuncia contra el presidente brasileño, Michel Temer.

La debilidad del real hace más competitiva la soja brasileña en comparación con la norteamericana, lo que ayudó a presionar los precios en Chicago.