Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Se hundió el petróleo tras una renovada preocupación respecto a las consecuencias del brexit

El WTI cayó 5% y el Brent un 4%. Fue por el temor a una posible desaceleración del crecimiento económico global.

Se hundió el petróleo tras una renovada preocupación respecto a las consecuencias del brexit

Los precios del petróleo se derrumbaron en medio del renovado temor por parte de los inversores a que la salida de Reino Unido de la Unión Europea desacelere a la  economía global, lo que dificultaría que la demanda de energía crezca lo suficiente para absorber la abundante oferta de crudo.                

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) sufrió hoy una caída del 4,87% y terminó en 46,60 dólares el barril.

Al final de las operaciones en el Nymex, los contratos futuros del WTI para entrega en agosto bajaron 2,39 dólares respecto a la última jornada.

En Londres, el barril de Brent para entrega en septiembre cayó también con fuerza, un 4,15%, y cerró en 48,02 dólares.

Junto a la tendencia negativa generalizada en los mercados, el petróleo se vio afectado también por nuevos datos que apuntan a un aumento de la producción en EE.UU. y a las reservas del país que continúan altas.

Además, se prevé que los indicadores económicos de China  que se conocerán en las próximas semanas mostrarán debilidad en el comercio y la inversión locales.                 

Operadores dijeron que los precios del barril eran  presionados también por datos de la firma Genscape, que mostraron un incremento de 230.025 barriles durante la semana al 1 de julio.


Se espera que una serie de datos de China que serán divulgados en las próximas semanas arrojen debilidad en la actividad del comercio y la inversión.


El banco británico Barclays remarcó en un reporte que la  preocupación sobre la economía global estaba pesando sobre el  mercado del crudo.

“El deterioro en la perspectiva económica global, la incertidumbre del mercado financiero y los efectos sobre áreas clave del crecimiento de la demanda petrolera probablemente exacerben las ya mediocres tendencias de crecimiento de la demanda”, indicó.                

Los precios han escalado casi un 80% desde los mínimos de 12 años a 27 dólares para el Brent y 26 dólares en el caso del WTI en el primer trimestre. El repunte fue impulsado, entre otros, por interrupciones del bombeo en Canadá y Nigeria, que hicieron creer que podría disminuir el exceso de suministros.                

Sin embargo, una recuperación parcial de la producción nigeriana ayudó a reforzar el bombeo de la OPEP el mes pasado,  según informó un sondeo de Reuters.                

En esta línea, el descenso del crudo arrastró hoy a las empresas energéticas, que registraban a esta hora los peores descensos por sectores en Wall Street, con un retroceso del 2,32 %.

Los contratos de gasolina con vencimiento en agosto, el mes de referencia, bajaron 8 centavos hasta los 1,43 dólares el galón, y los de gasóleo de calefacción para entrega también en agosto cedieron 7 centavos hasta 1,44 dólares el galón.

Finalmente, los contratos de gas natural para entrega en agosto bajaron 22 centavos y cerraron en 2,76 dólares por cada mil pies cúbicos.